Tras la muerte de Ronny Pavão, surge otro supuesto nuevo capo en la frontera

Los medios de prensa del Brasil dieron amplio destaque ayer a la aparición de otro supuesto nuevo capo en la frontera con Paraguay. Se trata de un exsoldado de la Policía Militar, quien supuestamente fue jefe de seguridad de Erineu “Pingo” Soligo y de Jorge Rafaat Toumani. Además, sería el mandante del asesinato de Ronny Chimenes Pavão, hermano menor de Jarvis.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/JC6SK363SFFP3DDFZS64B7ZBAQ.jpg

El supuesto nuevo capo de la frontera es Adair José Belo, de 46 años, dado de baja de la Policía Militar del estado de Mato Grosso del Sur en el año 1994, luego de que confesara el asesinato de un camarada, por orden de narcotraficantes.

El portal Topmidia News, por ejemplo, publicó que el criminal fugitivo “estaría conspirando para vengar la muerte de su antiguo jefe”, ya que dice que últimamente trabajaba como jefe de seguridad de Jorge Rafaat Toumani, el “patrón” de la frontera que fue asesinado el 15 de junio de 2016 en Pedro Juan Caballero.

Belo, quien también fue un hombre de confianza del narco Erineu Domingo Soligo, alias “Pingo”, es un fugitivo de la justicia del Brasil que para desplazarse por los países de la región utiliza supuestamente el nombre de su hermano, Jorge Altair Belo, señalado como uno de los principales matones que trabajaba para Rafaat, pero que huyó de la frontera tras el crimen de su patrón, siempre según lo que denuncia el texto periodístico.

PUBLICIDAD

La mujer de Jorge y cuñada de Adair, la brasileña Josiane Vanessa Zilio, fue acribillada con fusiles el 31 de agosto de 2016 en Pedro Juan Caballero, frente a sus dos hijos.

La muerte de la mujer, se había dicho, fue una continuación del “operativo de exterminio” de todas las personas ligadas a Rafaat.

Contraofensiva

Sin embargo, la contraofensiva de parte de los hombres de Rafaat no se hizo esperar, con el asesinato, por ejemplo, del brasileño Paulo Jacques y su novia Millena Soares Bandeira, el 2 de enero pasado en Asunción.

Este atentado fue un claro mensaje para Jarvis Chimenes Pavão, ya que se trataba de uno de los miembros de su primer anillo y podría haber formado parte de una venganza por la muerte de Rafaat.

Precisamente, las autoridades de la frontera sospechan que el crimen de Ronny Chimenes Pavão, de 42 años, ocurrido el martes de noche frente a un conocido gimnasio de la ciudad brasileña de Ponta Porã, también forma parte de la venganza contra Jarvis por la muerte de Rafaat.

Jarvis Chimenes Pavão, de 49 años, cumple su último año de condena en el cuartel de la Agrupación Especializada de la Policía de nuestro país, en Asunción, aunque después tendría que ser extraditado al Brasil para cumplir otra sentencia pendiente de 17 años por narcotráfico.

Aunque el propio Jarvis había negado haber ordenado el asesinato del otro poderoso traficante fronterizo Jorge Rafaat Toumani, los organismos de seguridad de nuestro país y los del Brasil lo sindican como el responsable de aquel atentado.

Ahora, se espera una feroz ola de homicidios en la frontera seca.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD