Una educación consciente

Hoy día las escuelas para padres son fundamentales para la educación desde el hogar. Dentro de esta línea, nos visita la psicóloga de familia Marianella Ciompi, quien dará varias conferencias en colegios y en el Centro de Convenciones Mariscal.

Bajo el título de “Papi y Mami, ¿qué hay en mi mochila”, Marianella Ciompi, uruguaya, psicóloga clínica brindará orientación a los padres para que ellos puedan aplicar soluciones posibles frente a los problemas que más preocupan de sus hijos, como el uso del celular, la falta de relaciones sociales, el bullying, el poco diálogo en la casa, etc. Ciompi vive en Montevideo, es terapeuta especializada en niños y adolescentes, trabaja en ello desde hace 20 años; con el tiempo descubrió otra pasión: enseñar a los padres. El martes 20 de agosto estará dando una charla en el Centro de Convenciones Mariscal, a las 19:30 hs. Más informes a (0983) 384-503 y (0991) 765-328.

Lo primero que nos dice Marianella es que “a los niños no hay que criarlos en una burbuja, sino enseñarles a vivir sin miedo, a defenderse, a sentirse seguros”. ¿Pero cómo lograrlo? “Los papás tienen un poder en sus manos que no siempre lo descubren, y cuando participan en talleres y se ponen a leer, se dan cuenta del alcance que tiene la labor de padre. Hoy se delega mucho lo que deberíamos hacer como papás, pero se puede retomar porque hay algo único que nosotros tenemos, y eso el vínculo, que es insustituible”.

–¿Qué herramientas deben llevar los hijos en sus mochilas?

PUBLICIDAD

La primera es la sencillez, tenemos que volver a la simplicidad que nos hace educar en el sentido de la realidad. Yo hago lo que se llama paternidad consciente, que es volver a tener un ritmo más despacio con los hijos. Por ejemplo, están de moda los cumpleaños gigantescos. Paro y me pregunto en calma: ¿necesita de verdad eso mi hijo?

-Segunda herramienta: Juego al aire libre. Hay un estudio que demuestra que los que pasan tiempo así son más felices.

-Tercera herramienta: Empatía. Fijate que cuando empieza la edad de los estudios, se baja la capacidad de entender al otro (casos de tiroteos en EE.UU. en colegios).

-Cuarta herramienta: Fortaleza. Para evitar o superar el bullying hay que enseñarles a ser fuertes para que puedan resolver sus propios problemas.

-Quinta herramienta: Habilidades interpersonales positivas. Desde pequeños a adultos somos felices en la medida que tengamos vínculos fuertes. Hay situaciones como las peleas entre hermanos donde aprenden a negociar. Con esto quiero decir que debemos dejar que nuestros hijos se equivoquen, discutan. Que aprendan, por ejemplo, a elegir a sus amigos.

Otro punto que preocupa a los padres es el tema de los permisos, de la libertad.

Uno como padre tiene que acompañar la libertad. De pequeños pueden elegir un juguete, un postre, así los vamos entrenando en el proceso de libertad, y a la vez les vamos dando criterios y valores familiares. A los hijos hay que acompañarlos para saber cómo piensan, escuchándolos antes de decirles que no tienen razón; si son callados, no hablan, para que lo hagan hay que permitirles que lleven amigos a la casa, eso es muy bueno. Además, así sabemos qué hacen, adónde van, qué les gustaría hacer.

¿Cómo educar desde familias quebradas?

Hay situaciones en que se complican los vínculos: separaciones, muertes, nos quedamos rengos de alguna manera, pero la raza humana es resiliente, entonces hay que resignificar los vínculos, nunca darlos por perdidos. Los divorcios son duros, pero no dejás de ser padre o madre de tu hijo. Desde el dolor es más difícil revincularnos, pero no es imposible.

lperalta@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD