Comedor de Limpio necesita ayuda

Más de 800 niños y jóvenes asisten todos los sábados al “Comedor de los niños de Chiquitunga” de los padres Carmelitas Descalzos, ubicado en las inmediaciones del territorio social La Victoria. Hace 7 años fue construido a través de donaciones pero la obra ya avanzó y hoy claman colaboración para las mejoras.

El embajador de  Taiwán, Diego L. Chow, y el gobernador de Central, Hugo Javier González, agasajaron a los niños  en Limpio.
El embajador de Taiwán, Diego L. Chow, y el gobernador de Central, Hugo Javier González, agasajaron a los niños en Limpio.

LIMPIO (Gladys Villalba, enviada). El comedor recibe los fines de semana a pobladores de cuatro asentamientos ubicados en los alrededores a quienes ofrece un apetitoso almuerzo elaborado por voluntarios y gracias a donaciones realizadas por particulares y empresas.

El padre Restituto Palmero, encargado del lugar, explicó que hace 7 años lograron que se construya un tinglado donde alimentar por lo menos una vez a la semana a los más carenciados. Sin embargo, dijo que luego ya no pudieron continuar las obras debido a la falta de recursos.

“Necesitamos mucha ayuda”

PUBLICIDAD

El religioso señaló que necesitan con suma urgencia levantar las paredes del tinglado y ambientarlo para mayor comodidad de los visitantes. Una vez logrado esto, faltarían la climatización, pisos, lavaderos, sistema en agua potable y electricidad, una pequeña capilla y baños. También precisan más cubiertos, muebles, mesas, sillas, electrodomésticos, artículos de limpieza y cercar el inmueble para el resguardo del lugar.

Restituto Palmero señaló que una vez culminada la estructura desean trabajar con varias instituciones que desarrollen talleres y cursos para la formación integral de los niños, jóvenes y toda la familia. “Pedimos que sigan colaborando para terminar este lugar y poder ofrecer formación a nuestras familias. Acá todo es voluntad, pero necesitamos más colaboradores porque no tenemos recursos”, indicó.

Festejo del Día del Niño

El embajador de la República de China (Taiwán), Diego L. Chou, agasajó a los más pequeños llevando un momento de diversión para más de 600 niños. Regalaron juguetes como muñecas, autos y otros. También jóvenes disfrazados de superhéroes animaron la fiesta. El diplomático instó a los niños a estudiar para que luego sean becados a Taiwán para la formación universitaria que ofrecen desde hace años. Indicó que hasta el momento casi 500 jóvenes ya viajaron y se encuentran estudiando.

El Gobernador de Central, Hugo Javier González, aprovechó el momento para hacer entrega de cubiertos para 200 niños, como tazas, cuchillos, tenedores, cucharas, platos y ollas. La directora de Equidad y Género, Natalia Valenzuela, dijo que la inversión fue de G. 3.000.000. También estuvieron a cargo de la animación y decoración.

Por su parte, González señaló que “todo fue posible a través de acciones coordinadas” y dijo que “solo no iba a poder”. Aconsejó a los niños a estudiar para ser parte de la gran potencia del Paraguay. El gobernador, remontado a su faceta de animador, no desaprovechó el momento para agarrar el micrófono y animar el encuentro y bailar con los presentes.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD