Incendios tendrán un alto impacto en la salud y la biodiversidad, alertan

Los humos y partículas que se generan en los incendios forestales en la zona del Pantanal y son arrastrados por los vientos van a impactar en la salud de la población, alertó el Prof. Dr. Fernando Rocholl, reconocido alergista del país. En el Mades señalan que la biodiversidad chaqueña fue gravemente afectada y que partículas cayeron al río, pero no se registra mortandad.

Humo y partículas se levantan en los incendios  en el Alto Paraguay, en la zona del Pantanal y cubren todo el cielo. El viento arrastra los elementos peligrosos, afectando a las poblaciones. Miles de animales también sufren  por la destrucción de su hábitat.
Humo y partículas se levantan en los incendios en el Alto Paraguay, en la zona del Pantanal y cubren todo el cielo. El viento arrastra los elementos peligrosos, afectando a las poblaciones. Miles de animales también sufren por la destrucción de su hábitat.

Los alérgicos y asmáticos deben estar más que atentos, porque son los primeros a los que pueden afectar los efectos secundarios de los incendios ocurridos en Bahía Negra, Chovoreca y zona del Pantanal e incluso en el Amazonas. “Las enfermedades respiratorias van en aumento. Vemos muchos casos de rinitis, asma bronquial entre otros. También vemos daños en la piel por las alergias. Esto está ligado a las quemas de los campos y bosques, ya que el polen de las flores se potencia por el calor siendo esta muy dañina, afectando a los alérgicos y asmáticos”, señaló Rocholl, doctor en medicina y ambientalista.

Agregó que el incendio en el Pantanal, donde miles de hectáreas fueron arrasadas por el fuego, se volvieron en un momento incontrolables, por los fuertes vientos, que arrastran todo. Dijo que algo similar pero a menor escala ya se vio en la zona de Tavaí, Caazapá, afectando principalmente a indígenas. El profesional citó además lo que está ocurriendo en la Amazonia brasileña, que sufre uno de los peores incendios de los últimos años. “La salud humana está en peligro y en gran parte es por culpa de los hombres con ambiciones insaciables por el dinero”, manifestó Rocholl.

Recordó que de por sí los asmáticos sufren a estas alturas del año, porque en setiembre comienza la polinización, que es el proceso de transferencia del polen desde los estambres hasta la parte receptiva de las flores en las angiospermas, donde germina y fecunda los óvulos de la flor, haciendo posible la producción de semillas y frutos. “Cuando hay mucho polen liviano en el ambiente, hay más cuadros alérgicos y de asma y la situación de los incendios y humo agrava más la situación”, explicó.

PUBLICIDAD

Destacó que los que sufren asma y rinitis, a causa de las alergias estacionales, deben ir a consultar para hacerse un estudio y buscar la inmunización a través de vacunas sublinguales para contener el alergeno causante de la enfermedad del paciente.

Más conciencia

Rocholl pidió tener más conciencia y evitar las quemazones en campos e incluso en algunos barrios de ciudades pobladas. “En Asunción y Central vemos aún que la gente quema sus basura o ramas. Eso está mal, porque el humo levanta partículas que luego respiramos, lo que afecta a nuestra salud y principalmente a los que padecen alergias”, indicó.

Afirmó también que otro factor que está afectando cada vez a más personas es el humo negro generado por los vehículos. “La cantidad de personas que sufren de alergia o asma va aumentando cada año y en parte es por la alta contaminación de nuestro ambiente. Además de crear conciencia en la población, las autoridades encargadas deben realizar más controles sobre este tema, porque la situación va para peor. Hoy vemos gente que muere por crisis asmáticas, cosa que años atrás no se registraba. Es momento de reaccionar porque es un problema de salud pública que afecta a miles”, dijo el especialista.

Afectados en Bahía Negra

La Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) y el Ministerio de Salud reportaron un importante número de consultas por crisis alérgicas y problemas respiratorios en Bahía Negra y alrededores, en coincidencia con los incendios forestales que se registran en la zona del Pantanal. La mayoría de los atendidos indicaron que el humo fue el causante del malestar. Entre los afectados hay niños y ancianos. Según los responsables sanitarios, los casos alérgicos están controlados y van en disminución en comparación a días anteriores.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD