Premio juvenil de ciencias llega a su fin

Desde formas de generación de energía alternativa y el uso de electricidad en vehículos, hasta toallitas húmedas para tratar quemaduras o prótesis biónicas de bajo costo. El ingenio de estudiantes del nivel medio de todo el país quedó patentado ayer, en la feria final del Premio Nacional Juvenil de Ciencias “Pierre et Marie Curie 2019”, en el que se expusieron los trabajos finales de este concurso.

Estudiantes explican al Jurado cómo hicieron para captar la energía atmosférica y usarla para encender un fluorescente.
Estudiantes explican al Jurado cómo hicieron para captar la energía atmosférica y usarla para encender un fluorescente.Archivo, ABC Color

El evento, en su XVII edición, estuvo organizado por el Ministerio de Educación, la Embajada de Francia, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Alianza Francesa, en cuyo predio se desarrolló la feria.

Fueron 32 proyectos, de más de 60 estudiantes de todo el país, los que se expusieron ante el jurado, que en los próximos días dará a conocer a los ganadores de los primeros cuatro puestos. Los mejor posicionados recibirán becas para estudiar francés, microscopios, enciclopedias y computadoras portátiles.

Dentro del concurso se presentaron trabajos de biología, informática, electrónica, ecología, energías renovables, agroindustria, química, salud y ciencias sociales. La selección se realizó por medio de las direcciones departamentales de Educación.

PUBLICIDAD

Por ejemplo, los alumnos del colegio politécnico Cooperativa Multiactiva Capiatá Ltda., presentaron toallitas húmedas para tratar quemaduras en base al tomate, hojas de guayaba y aceite de coco.

Estudiantes del Colegio Nacional Paraguayo Japonés de Capitán Miranda, Itapúa, desarrollaron una prótesis biónica de bajo costo para personas que hayan sufrido la pérdida de una extremidad superior.

Alumnas del colegio Campo Verde, de Concepción, desarrollaron un vehículo elaborado con materiales reciclados, que alcanza unos 30 kilómetros por hora de velocidad y que es eléctrico, con una autonomía de dos horas.

PUBLICIDAD

Los estudiantes del colegio Campoalto, de Asunción, presentaron un modelo para la obtención

de energía a partir de la energía atmosférica, utilizando puntas de cobre y cables de nylon colocados en globos a gas para generar esa energía, además de una bovina de Tesla.

Los jóvenes del Centro Educativo Departamental Municipal de Ñemby diseñaron un instrumento que facilita el aprendizaje de la música a personas con diferentes capacidades.

El jurado está compuesto por expertos del Programa Nacional de Incentivo a los Investigadores del Conacyt.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD