Funcionarios fueron presionados para firmar y blanquear adjudicación

Un funcionario del Comité de Evaluación del Ministerio de Salud Pública denunció que fueron presionados para firmar la resolución de adjudicación para la compra de insumos médicos a las empresas de Justo Ferreira. Les llevaron una resolución ya firmada por el ministro Julio Mazzoleni para que validaran el proceso.

Según Pablo Lezcano, los insumos de Imedic ya estaban en el aeropuerto el 6 de abril. Pero el primer carguero llegó recién el 18.
Según Pablo Lezcano, los insumos de Imedic ya estaban en el aeropuerto el 6 de abril. Pero el primer carguero llegó recién el 18.

Pablo Lezcano, exdirector de la Unidad Operativa de Contrataciones (UOC) del Ministerio de Salud Pública, fue quien presionó a los funcionarios del Comité de Evaluación de la institución a “blanquear” el proceso de adjudicación por el cual la cartera pretendía entregar unos G. 85.000 millones a las empresas Insumos Médicos SA (Imedic) y Eurotec SA, ambas propiedad de Justo Ferreira.

Así lo señaló en conversación con radio ABC Cardinal 730 AM el abogado Pedro Adrián Santander, uno de los dos abogados que conformaban el Comité de Evaluación.

Santander afirmó que el 6 de abril pasado, alrededor de las 18:00, Lezcano se presentó en su oficina y dejó la resolución por la cual se adjudicaba a las empresas de Ferreira para la provisión de insumos médicos y equipos de bioseguridad.

“Él nos llevó el expediente y explicó la particularidad del proceso. Nos pidió que firmemos, en vista de que la mercadería ya estaba en Aduana”, manifestó Santander a la 730 AM.

PUBLICIDAD

“Esto ya estaba adjudicado, con resolución de la máxima autoridad, con dictamen de la máxima autoridad, con contrato firmado y con autorización del pago del anticipo”, manifestó. Consultado sobre a quién se refería, indicó que ya había firmado el mismo ministro de Salud, Julio Mazzoleni.

Dudas sobre el cargamento

Lezcano entregó el documento al Comité de Evaluación el 6 de abril. Tres días después de que se firmara el contrato y doce antes de que llegara el primer avión carguero con la primera parte de los insumos importados por las empresas de Ferreira.

Es decir, no podría existir aún sobreestadía en Aduanas, como alegó Lezcano para pedir rapidez en la firma.

PUBLICIDAD

Pago con cheque

Otro punto llamativo relatado por Santander, es que Lezcano les dijo que se pagaría el adelanto a las firmas de Ferreira con un cheque.

En total, las firmas recibieron G. 18.000 millones. Habitualmente, las instituciones públicas realizan estos pagos a través de transferencias.

Señaló que Lezcano respondía directamente a Alcides Velázquez, quien renunció a la dirección administrativa de Salud Pública, luego de que saltara el escándalo de este caso en particular.

Se sintieron presionados

“Cuando nos dijeron que se necesitaban los insumos, no queríamos ser nosotros los que fuéramos a obstaculizar el proceso o ser los culpables de que faltaran esos equipos para que los médicos puedan protegerse en esta pandemia”, sostuvo.

Santander dijo que se sintieron presionados por Lezcano cuando el exdirector de la UOC les llevó los documentos para la firma.

Insistió en que por esa “presión social” tuvieron que firmar los documentos que les llevaron.

“Viciado de irregularidades”

“La adquisición se encuentra viciada de irregularidades en todas sus etapas”, concluyó el informe de la Contraloría General de la República (CGR) sobre el proceso de licitación que terminó en la adjudicación con más de G. 85.000 millones a las firmas Insumos Médicos SA (Imedic) y Eurotec SA, ambas propiedad de Justo Ferreira, para la provisión de insumos médicos y equipos de bioseguridad para el Ministerio de Salud Pública.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD