Estudiante de medicina, en terapia intermedia después de “bautismo”

Un joven tuvo que necesitar cuidados médicos rigurosos en el hospital regional de Encarnación, luego de una celebración de “bautismo” por ser admitido como alumno en la carrera de medicina de la Universidad Nacional de Itapúa (UNI). Se trata del estudiante Jesús Marcelo Benítez Ríos (18). Su madre, Carmen Ríos de Benítez, no descartó una demanda penal contra los responsables.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/E665JMS7WFHKZAOP3HD2LPZPD4.jpg

ENCARNACIÓN (De nuestra redacción regional).Según el médico Roberto González, quien trata al universitario, el paciente está lúcido, puede hablar y se encuentra en terapia intermedia, debido a que sufrió convulsiones y pérdida de conocimiento después de celebrar con bebida alcohólica su ingreso como alumno a dicha institución.

Se le practicó lavado de estómago y le extrajeron jugo gástrico y líquidos (cerveza), pero no se constató la presencia de aceite de motor, por lo que no habría tragado este elemento altamente nocivo a la salud que había en una pileta y en la cual fue “bautizado”.

Según el médico que le atendió, el joven es asmático y alérgico, situaciones que habrían contribuido a que se produzca el cuadro de convulsión. “Está en terapia intermedia y estamos esperando su evolución. El paciente se encuentra estable, puede hablar”, explicó el doctor González.

PUBLICIDAD

Festejo

De acuerdo con los informes recogidos, la celebración por haber pasado los exámenes de admisión en Medicina comenzó por la mañana con un recorrido por la ciudad. Los ingresantes eran paseados en un camión transganado, que eran seguidos en otros vehículos por los estudiantes de cursos superiores. La caravana finalizó en un campo cercano al parque Quiteria, donde estaba prevista la “ceremonia de iniciación” de los futuros médicos.

El “ritual” era pasar por una pileta, de escasa profundidad, en la que había aceite de motor, usado. El joven, según se aprecia en un vídeo filmado por uno de los asistentes al “bautismo”, es tomado de las manos por dos estudiantes de un curso superior y un tercero le empuja hacia la pileta. Luego el alumno sale por sus propios medios del foso y segundos después comienza a convulsionar, por lo que fue derivado de inmediato al Hospital Regional.

Según lo señalado por la vicedecana de la Facultad de Medicina (UNI), Dra. Liliana Centurión, existe una prohibición expresa de las autoridades de la facultad de que se realice este tipo de celebraciones, desde el año pasado.

“El decano (Dr. Eligio Fretes) fue muy claro y les advirtió sobre la prohibición de acciones que puedan poner en peligro la integridad, pero los jóvenes decidieron hacer el bautismo fuera del predio de la universidad”, refirió Centurión.

Lo más penoso es que el mismo joven ahora internado reconoce que él mismo se tiró a la pileta, agregó.

La delegada del cuarto curso de medicina, organizador del “bautismo”, Lilian Morel, refirió que “todo estaba bajo control, nosotros previmos para que no haya desbordes ni pase algo que podamos lamentar, pero ocurrió este imprevisto”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD