La Virgen navega contra la corriente

La tradicional procesión náutica de María Auxiliadora, que recuerda la llegada de los Salesianos al Paraguay en 1896, se cumplió ayer en condiciones más adversas que la habitual. Pero ni el alto nivel del río ni la falta de buques le restaron brillo al paseo que se inició en Sajonia y concluyó en el Puerto de Asunción, navegando contra la fuerte corriente. Hoy concluye la segunda celebración mariana más importante del país con una misa a las 16:00 y otra procesión con antorchas que se hará por primera vez.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XXT4EEXFRVCCTG6FC6FKIQA6G4.jpg
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD