Médicos obligados a elegir a quién operan y a quién no

SAN LORENZO (Antonia Delvalle C., corresponsal). Persiste desde agosto el desabastecimiento del Hospital General Pediátrico Niños de Acosta Ñu, a lo que se suma la avería de importantes equipos. La falta de drogas obliga a los médicos a elegir a qué paciente operar y a cuál no, y advierten que así ponen en riesgo a los niños enfermos, y los doctores se exponen a una negligencia médica.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/5CTSFVTWWBCTZJPQ5YXBNZLQCQ.jpg

Anestesiólogos informaron al director del Hospital, doctor Pío Alfieri, que decidieron suspender las cirugías programadas y priorizan las de urgencia. “Nos damos cuenta que estamos poniendo en riesgo a los pacientes, a nosotros y a la institución a su cargo”, dice parte de la nota entregada.

Por otro lado, faltan medicamentos e insumos básicos, importantes drogas utilizadas en reanimación, Éstas últimas suelen llegar pero de manera discontinua. Además, no funciona el monitor de la máquina de anestesia, por lo que suelen trasportar de un pabellón a otro pabellón la lámpara cialítica. Tampoco funciona el desfibrilador del quirófano de Cardiología.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD