Misa en la Catedral

Más de 400 fieles participaron ayer de la misa en la Catedral de Asunción, celebrada por monseñor Adalberto Martínez, recientemente designado nuevo obispo de la diócesis de Villarrica del Espíritu Santo.

Durante la celebración se destacó la vida de la nueva beata paraguaya, María Felicia de Jesús Sacramentado, más conocida como Chiquitunga.

Si bien en principio se anunció la presencia del cardenal Angelo Amato, quien encabezó la ceremonia de beatificación el sábado, para un encuentro con jóvenes, el mismo tuvo que suspender la reunión, ya que se adelantó su vuelo.

Durante la misa se recordó que a los 14 años, Chiquitunga perteneció a la Acción Católica y trabajó en la catequesis con niños, con jóvenes trabajadores, universitarios con problemas, con los pobres, enfermos y los ancianos. Lo hizo en Villarrica y también en Asunción. Se mencionó además que a los 30 años, el 14 de agosto de 1955, respondió al llamado que Dios le hizo para ingresar a la vida contemplativa en el Carmelo de Asunción. En los cuatro años que vivió en el convento se caracterizó por su gran espíritu de sacrificio, caridad y generosidad.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD