Piden seguir a Cristo con integridad y alejados del mal

Cientos de fieles participaron ayer de la bendición de palmas en el Oratorio de Nuestra Señora de la Asunción y la posterior procesión hasta la Catedral Metropolitana, donde se ofició la solemne celebración de la pasión del Señor a cargo del arzobispo Edmundo Valenzuela.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/3FXCPPDL6JAJVNWHSFUINF36CM.jpg

El obispo señaló durante su homilía que seguir a Jesús es seguir al hijo de Dios, es seguir el amor, seguir la justicia, seguir la solidaridad, es seguir la paz.

“Nosotros somos discípulos y mirando el camino de Jesús también nosotros vamos reproduciendo todo lo que nuestro Salvador ha vivido. También pasamos por sufrimientos, pasamos por penurias, infidelidades, pasamos por pecados, por traiciones, por injusticias; pasamos por esa palabra que hoy (representa todo eso que) llamamos corrupción, que abarca todo el aspecto que no es propio del que sigue a Jesús”, señaló Valenzuela. 

Agregó que los que caen en hechos de corrupción deben saber que eso no es propio de aquel que sube con Jesús, sino es propio de aquel que se deja llevar por el mundo, por los atractivos de los ídolos. “Se dejan llevar simplemente por los medios de comunicación, piensa como piensa el periódico o la televisión. No piensa como la palabra de Dios, no piensa como la Iglesia, no piensa como Jesús. Entonces, al dejarse arrastrar hacia abajo, ahí experimentamos ese obstáculo tan negativo como vimos en estos días en personas que realmente no tienen dignidad, que van proponiendo metas de egoísmo, de idolatría. Seguir a Jesús es ser íntegro”, alertó el obispo en referencia a los últimos sucesos ocurridos en el Congreso Nacional. 

PUBLICIDAD

Desde hoy y hasta el Miércoles Santo se celebrarán tres misas diarias en la Catedral. La primera a las 6:15, la segunda a las 11:00 y la última a las 19:00.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD