Suman 30 los recicladores que reemplazaron caballos por moto

Días atrás se oficializó la entrega de diez motocargas a los recicladores de San Lorenzo, que de esta forma reemplazan el uso del caballo para realizar las tareas de reciclaje callejero y optan por la moto. Según los impulsores de la iniciativa, de esta manera se mejora la calidad de vida de los recicladores y se evita el maltrato a los caballos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/WSD5IJ2YT5FDBAKUAS6C7CRPTQ.jpg
El año pasado el concejal colorado Hugo Ramírez presentó una minuta en que propuso se fomente un proyecto que ayude a los recicladores que utilizan el caballo para sus tareas a reemplazar la tracción animal por vehículos motorizados. Y este año el proyecto se pudo concretar gracias a la ayuda de la empresa Leopard y a la firma recicladora Brassur SA, y hasta la fecha ya se han entregado unas 30 motos a personas de los sectores más humildes.

Según el edil, con este proyecto se mejora la calidad de vida de las personas y se evita el maltrato animal que se da cuando se sobreexige al caballo. “Con esta entrega estamos llegando a las primeras 30 motocargas que cambiarán el destino de estas familias paraguayas”, comentó. En los últimos años se sumaron los reclamos contra el trato que tienen algunos carriteros con sus caballos. Muchos animales caían rendidos en pleno asfalto, agobiados por el excesivo peso y la mala alimentación. También hay que mencionar que la presencia de los carritos en las calles de la capital ayuda a que la circulación por la ciudad sea más caótica que la habitual.

Asimismo, informó que ya están tramitando para tener un buen destino a los caballos que serán liberados por los carriteros.

Según Carlos Mangabeira, director de la empresa recicladora Brassur SA, se estima que en todo el país unas doce mil familias dependen del reciclado que se hace en la vía pública. Asimismo, comentó que con el correr de los años los denominados carriteros se volvieron dependientes de terceras personas para vender lo recolectado, porque las normas internacionales prohibieron a las grandes firmas recicladores recibir material que es transportado a tracción de sangre.

“El intermediario es el que salía ganando, ya que le pagaba un monto al reciclador y solo él podía acercarse hasta las plantas recicladoras para vender el material”, mencionó.

La empresa se comprometió a comprar el material que los recicladores –que cambiaron su caballo por la moto– recolecten de manera a ayudarlos a que tengan para pagar mensualmente por sus máquinas.

El edil mencionó que ahora buscarán llevar el proyecto a otros barrios humildes de la capital, como son los bañados, norte y sur.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05