Itauguá guarda tesoros fósiles de hace unos 400 millones de años

Itauguá, fundada en 1728, posee en realidad una historia que data de hace millones de años, cuando la zona albergaba a un enorme mar y a varios animales hoy ya extintos. A dos kilómetros y medio de la Ruta II Mcal. Estigarribia, en el barrio Ybyraty, en una cantera que se sigue explotando hasta el día de hoy, se encuentran todavía trilobites y otras especies de animales marinos extintos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/KCQ5LGLHKJH3XCEGVG6W27GJZE.jpg

Cargando...

La cantera o formación Vargas Peña, a pocos kilómetros del centro itaugüeño, todavía explota la tierra para conseguir arcilla y brindarles un buen producto a los artesanos de la ciudad y de otras localidades. El sitio, que tiene una extensión aproximada de 500 metros de largo por 100 de ancho, sin embargo, alberga mucho más que lodo para realizar obras de arte.

Tiene una enorme riqueza geológica y paleontológica, ya que entre areniscas y piedras todavía se encuentra una gran cantidad de fósiles de invertebrados del Silúrico, hace aproximadamente unos 400 millones de años, cuando el lugar era un extenso mar, con fauna y flora ya extintos, pero que aún se conservan.

En el lugar se pueden encontrar trilobites de distintos tamaños, incrustados entre la arena o roca abundante, luego de los trabajos de excavación de la cantera, que lleva casi tres décadas de labor. También se encuentran braquiópodos, que son antecesores de las conchas marinas actuales. Pero no solo hay animales, también plantas del mismo periodo.

“Las lutitas arcillosas de la Formación Vargas Peña (FVP) se depositaron durante la máxima inundación del evento transgresivo, y contienen trilobites asociados a otros invertebrados marinos (graptolites, braquiópodos, bivalvos, gastrópodos, nautiloideos, hyolites, tentaculítidos, crinoideos) de afinidades malvinokáfricas”, dice un resumen de una ponencia en las Segundas Jornadas Geológicas de la Fundación Miguel Lillo, 2008.

Todos los fósiles son evidencias de que existió un gran mar hace unos 400 millones de años.

El Estado paraguayo no ha podido ejecutar las leyes que protegen el acervo geológico y paleontológico del país. No existe tampoco un plan de turismo geológico, presente en otros lugares del mundo ni se realizan muchas labores de investigación, especialmente, por falta de recursos económicos.

Poca investigación paleontológica

En paleontología Paraguay aún está en pañales; hay estudios publicados enfocados principalmente en rocas volcánicas, metamórficas y temas mineros. El patrimonio paleontológico del país tuvo grandes aportes entre los periodos de 1950 y 1980, según el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Sin embargo, casi la totalidad de los mismos fueron robados en algún momento o perdidos a causa del nulo mantenimiento por parte de las autoridades.

La paleontología es la ciencia que estudia e interpreta el pasado de nuestro planeta a través de los fósiles, resto o impresión de todo organismo vivo en épocas geológicas pasadas.

A mediados de 2011 un equipo de jóvenes estudiantes de geología de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la UNA encontró, en el predio de las cavernas de la Calera Risso, un fósil de perezoso gigante o megaterio, en un 70% de la pieza completa y de una antigüedad de 10.000 años. El perezoso gigante fue un mamífero de gran magnitud que habitó varias zonas de Sudamérica en el Pleistoceno.

equintana@abc.com.py

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...