La fuerza de la convicción

Con cuatro querellas encima y luego de haber sido “garroteado” por la Policía, Nelson Maciel, al igual que sus compañeros de colegio, está convencido de que a la corrupción se la puede enfrentar y que vale la pena luchar por la transparencia y la Justicia.

Nelson y sus compañeros tienen un Centro de Estudiantes en su colegio, el nacional Mayor Otaño. Así también se llama la ciudad que habitan, ubicada en Itapúa.

Para este año, el presupuesto general de la Municipalidad de Otaño es de unos G. 5.000 millones. De ese total, G. 1.100 millones son fondos propios. Lo demás proviene de royalties y del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide). El manejo de este último ítem, destinado a mejorar la educación primaria y secundaria, es lo que preocupa a Nelson y a sus compañeros.

La Municipalidad está administrada por el intendente Pedro Chávez, colorado cartista. Cuenta Nelson que a partir de sospechas dentro del colegio respecto a la calidad de las obras construidas por la Comuna, comenzaron a indagar. En total, los estudiantes encontraron dudas sobre el destino de unos G. 3.000 millones.

PUBLICIDAD

Como en el colegio les prohibieron manifestarse en horas de clase, los estudiantes decidieron ir todos los días, al mediodía, a protestar frente a la Municipalidad. Pero el 3 de octubre, una turba de incondicionales al intendente se enfrentó a golpes contra ellos y sus padres. Además, el intendente Pedro Chávez, el presidente de la seccional colorada Leonardo Sánchez y los concejales colorados cartistas Jorgelina Vera y Darío Saenger López presentaron querellas por difamación y calumnia en contra de Nelson Maciel. Apareció el argumento de siempre: “Estos mitã’i están manipulados”.

Pero los chicos no protestan en vano. Un análisis realizado por la Contraloría General sobre el ejercicio 2017 develó graves irregularidades en la comuna. Además, Mayor Otaño está entre los municipios denunciados ante el Ministerio Público por supuesto daño patrimonial en el uso del Fonacide.

Por eso, tras la insistencia de los estudiantes que no dieron el brazo a torcer, finalmente la Contraloría comenzó una investigación más profunda sobre la administración de Chávez. No podía ser gratuito: Nelson fue golpeado por la Policía. Aún habrá que ver si pesan más la fuerza y la convicción de los estudiantes, o los intereses políticos partidarios. Juega en contra de los chicos la historia de gavillas que saquearon administraciones públicas y que sin asco y sin vergüenza hoy siguen ostentando altos cargos.

PUBLICIDAD

A propósito, 68 municipios y 6 gobernaciones dilapidaron en seis años más de G. 16.000 millones de Fonacide, según denunció la Contraloría. Cuántos Nelson más habrán de existir para que esto no quede impune...

ladaga.mariana@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD