Darío Messer cayó por amor… y por informes enviados desde Paraguay

Si Sansón cayó por Dalila, Darío Messer cayó por Myra. Fue un telefonazo a la joven abogada de 27 años de la que estaba enamorado desde el año pasado el que logró la captura del prófugo más importante de los últimos tiempos.

Cabello teñido, barba y hasta retoques en la nariz. Así se veía Darío Messer al ser detenido.
Cabello teñido, barba y hasta retoques en la nariz. Así se veía Darío Messer al ser detenido.

El viernes, por primera vez un fiscal brasileño del equipo Lava Jato agradeció públicamente al Paraguay por la ayuda para detener a Darío Messer, el brasileño acusado de graves delitos que estuvo prófugo desde mayo del 2018. Hasta ese momento, mucha información seguía reservada.

Documentos del 20 de abril pasado prueban que un informe de inteligencia del Ministerio del Interior de Paraguay dio las claves que lograron que los federales brasileños encontraran a Messer. Este informe incluyó detalles muy precisos que incluyeron lugares por donde andaba el prófugo, gente a la que contactaba, números de teléfono y hasta usuarios de Facebook.

Por Salto del Guairá

PUBLICIDAD

Inteligencia del Paraguay lo apodó “DIEGO MEDINA” o “SOUL’S BROTHER” (hermano del alma, en inglés, el apelativo que le daba públicamente Horacio Cartes a su socio y amigo).

Para los investigadores, el prófugo fue alojado por algún tiempo en una de las haciendas de Roque Fabiano Silveira, alias “Zero Um”, un “empresario” fronterizo que estaba vinculado a los cigarrillos y vive en la zona de Salto del Guairá. El nombre de Silveira se hizo público hace una década luego de que apareciera vinculado a negocios cigarrilleros según el International Center for Investigative Journalism (ICIJ) en su versión paraguaya y brasileña, entre los años 2008 y 2009.

La información de que Messer pudo haber estado en la hacienda de Silveira coincidía con la época en la que apareció en una escribanía de Salto del Guairá para firmar poderes a abogados.

Pero fue en Pedro Juan Caballero donde hallaron más huellas del brasileño cuya nacionalidad paraguaya le fue revocada. La vanidad –o su desesperación por enmascarar su verdadera identidad– hizo que cometiera el error de contactar repetidamente con un médico cirujano pedrojuanino aunque al ser capturado, Messer desmintió haber pasado por cirugías.

Los analistas lograron identificar una clínica céntrica de cirugía estética en Pedro Juan Caballero y a un médico de 63 años vinculado a ella, que alguna vez fue director de la XIII Región Sanitaria del Amambay. En ese momento se sospechaba que Messer habría pasado por algunos retoques estéticos para alterar su aspecto. Hoy se sabe que además de teñirse el pelo, bajar de peso y dejarse la barba pudo haberse hecho retoques que habrían incluido una nariz más afilada.

Aparece Myra

Fueron investigadores paraguayos los que descubrieron a la joven novia de Darío Messer, el talón de Aquiles que llevó al brasileño a cometer errores que terminaron en su captura.

El nombre de la joven rubia, de ojos verdes y contextura pequeña es Myra Athayde Assef (este último su apellido de casa). Los investigadores dieron hasta con su número de teléfono brasileño, su usuario en Facebook y hasta los viajes que hacía a Paraguay.

Aunque para la Policía Federal brasileña la joven empezó a venir a Paraguay desde agosto del año pasado, para los analistas paraguayos empezó a ingresar al país desde noviembre del 2018 hasta enero de este año. Al igual que Darío Messer, Myra consiguió también cédula de identidad paraguaya en noviembre del 2018 y hasta registro de conducir de Fernando de la Mora.

Los periodistas brasileños hurgaron más en esta relación que provocó la captura de Messer, uno de los prófugos más buscados por Brasil en los últimos tiempos. El anterior esposo de Myra era un abogado y representante legal del Club de Regatas Flamengo, más conocido como “Flamengo”. La pareja era amiga de Dan Messer y su esposa, y hasta frecuentaban la casa familiar de Río de Janeiro.

La madre de Myra es una exdiputada federal (que llegó a ir presa por malos manejos) y su padre, un exconcejal carioca.

Cuando fue hallado, Darío Messer usaba la identidad Marcelo De Freitas Batalha, tenía cédula de identidad brasileña y también paraguaya, así como registro de conducir y carnet de radicación permanente. El departamento paulista donde fue hallado estaba registrado a nombre de Mary Oliveira Athayde, madre de Myra.

Aseguran que la joven abogada vivía en el lugar hace como unos cuatro meses, en el apartamento 102, en el décimo piso de una de las torres. Queda en uno de los más elegantes y sofisticados barrios paulistas, el Jardins, sobre la avenida Pamplona.

Novia con documentos paraguayos

La cédula de identidad paraguaya de Myra, la abogada carioca de 27 años que conquistó el corazón de Messer, figuraba a nombre de Myra de Oliveira Athayde y constaba que había nacido en Campos Dos Goytacazes (Río de Janeiro, Brasil).

Su cédula se la expidieron el 12 de noviembre del año pasado, el mismo día en que Darío Messer firmó un poder a su abogada por parte de “Diego Medina” (usaron las iniciales de la verdadera identidad de Messer). La señorita no solo tenía cédula de identidad paraguaya, sino también registro de conducir de Fernando de la Mora y hasta carnet de radicación permanente en Paraguay.

Según la Policía Federal brasileña, desde agosto del año pasado viajó unas ocho veces, específicamente a Asunción. Llegó a viajar por tierra y también por aire, a veces iba y venía en el mismo día. Sin embargo, inteligencia del Paraguay estima que el 28 de noviembre del año pasado fue una de sus entradas, a las 7:46 por el Silvio Pettirossi. Salió nuevamente del país, 24 horas después en un avión a las 15:47 de la tarde, por el mismo aeropuerto.

En enero de este año hizo al menos dos viajes relámpagos para ver a su amado. El 14 de enero llegó al país a las 9:38 de la mañana por el principal aeropuerto y dejó nuevamente Paraguay ese mismo día en un avión a las 14:49 de la tarde. Volvió 15 días después, nuevamente de la misma manera, en un viaje relámpago; su avión aterrizó a las 00:08 del 29 de enero y dejó el país ese mismo día a las 16:02 de la tarde.

Una de las veces llegó en avión hasta la ciudad brasileña de Dourados (distante unos 120 kilómetros de Pedro Juan Caballero) y el resto de la travesía circuló por tierra hasta Paraguay para despistar a la policía. En algunos viajes su puerto de salida era Río de Janeiro, en otros San Pablo, pero siempre hacia Paraguay.

Vecinos de Messer en São Paulo relataban que la veían usar las áreas comunes del lugar donde cayó detenido.

Barbas en remojo...

Darío Messer está considerado como el más grande de los doleiros del Brasil y sus antecedentes ya datan desde la época del famoso “Mensalão”, un operativo en el cual se descubrió cómo los doleiros lavaban dinero proveniente de sobornos a políticos brasileños. Luego fue involucrado también en el operativo Farol da Colina y el último en el operativo Cambio Desligo, tras lo cual desapareció de su mansión ubicada en el Paraná Country Club.

Messer está acusado de haber lavado una fortuna tanto en Brasil como en Paraguay. Solamente en nuestro país tiene más de cien millones de dólares en bienes y cuentas bancarias. Según documentos, fue uno de los fundadores del Banco Amambay y ahora lo que queda por esperar es si, igual que lo hicieron sus hijos, se someterá a la figura de la delación premiada (confesar hechos ocurridos para permitir caer encima a todos los culpables).

Si Messer llega a abrir la boca, muchos deberán poner sus barbas en remojo.

mabel@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD