Un crack sencillo y muy carismático

Ronaldo de Assis Moreira habló ayer a la tarde con los periodistas Osvaldo Cáceres, Marcia Ferreira e Iván Leguizamón, de la sección Judiciales y Policiales de ABC Color.

La entrevista con Ronaldinho Gaúcho se desarrolló en la tarde de ayer en el hotel Palmaroga, que funciona en la calle Palma casi Ayolas de Asunción, donde el astro de fútbol cumple arresto domiciliario desde el 7 de abril pasado, en el marco del proceso que afronta por uso de documentos públicos de contenido falso.

Anteriormente, habíamos intentado entrevistarlo en la Agrupación Especializada. Aunque aquella vez no se pudo concretar la nota, quedó abierta la posibilidad de hacerlo en otro momento.

Previa conversación con los abogados que integran el equipo jurídico a cargo de la defensa del jugador –Sergio Queiroz, Alcides Cáceres, Tarek Tuma y Óscar Mersán– finalmente se nos presentó la posibilidad de hacer la entrevista, ayer de tarde.

Asimismo, por recomendación de los abogados, no se contestaron preguntas que hacen al proceso en sí, para no interferir en la investigación a cargo del Ministerio Público.

El encuentro se realizó en el jardín interno del hotel de 10 pisos, nueve de los cuales son habitaciones y el último terraza con piscina.

Para el efecto, se respetaron las normas sanitarias recomendadas por el Gobierno, como las de mantener distancias entre los presentes, el uso de tapabocas y los micrófonos individuales.

El crack brasileño nos recibió en el lobby del hotel, donde estaba sentado observando a través de la ventana el escaso movimiento que había en el casco histórico de la capital del país.

Usaba su habitual gorra negra, una remera y bermuda informales, así como zapatillas cómodas.

Ronaldinho se sacó el tapabocas, pero solamente cada vez que contestaba las preguntas.

Una vez concluida la entrevista, se colocó de nuevo el protector.

La conversación se basó sobre su estadía en Paraguay y cómo vive el proceso que lo tiene atado a nuestro país desde comienzos de marzo pasado.

Accedió ante las insistencias

Inicialmente, iba a ser una conversación relativamente informal. De hecho, Ronaldinho prefirió no hablar ante las cámaras, pero sí contestó las preguntas relacionadas con su caso.

A raíz de nuestra insistencia y con su habitual carisma, finalmente accedió a hablar ante cámaras, por lo menos sobre su carrera deportiva, para que quedara registro del encuentro con nuestro medio.

En ese punto, el que fue mejor futbolista del planeta recordó por ejemplo las Copas del Mundo que ganó con la Selección Brasil, la final de la Copa Libertadores contra Olimpia y lo duro que fue enfrentarse contra los jugadores paraguayos y la albirroja.

Ronaldo de Assis Moreira, de 40 años de edad, pasó 32 días preso en la Agrupación Especializada y ya lleva otras dos semanas y media cumpliendo un arresto domiciliario en el hotel Palmaroga de Asunción.

El carisma y el don de gente que le hicieron famoso entre sus fans quedó en evidencia en su charla con los periodistas de ABC Color, a la que accedió sin inconvenientes.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD