Intendentes y concejales de Asunción viven en un bache

Varios políticos que ocuparon altos cargos de la Municipalidad de Asunción declararon llevar vidas muy modestas cuando llegaron a la comuna. Llamativamente, varios de los exintendentes y actuales concejales no declararon siquiera un inmueble en la capital, a pesar de que deberían residir en la ciudad para ocupar cargos comunales.

EQUIPO INVESTIGADOR DESTAPEMOS JUNTOS
EQUIPO INVESTIGADOR DESTAPEMOS JUNTOSArchivo, ABC Color

La Municipalidad de Asunción parece absorber los bienes de quienes pasan por allí. O al menos eso es lo que pretendieron señalar en sus declaraciones juradas varios políticos que pasaron por la Intendencia y la Junta Municipal de la capital.

La colorada Evanhy de Gallegos, por ejemplo, hizo constar en sus declaraciones juradas pérdidas millonarias desde que decidió dejar su programa de televisión para ingresar a la arena política.

Gallegos declaró tener un patrimonio de G. 12.000 millones cuando dejó la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur) para asumir la jefatura comunal. Meses más tarde, dijo poseer solo G. 7 millones en efectivo.

El actual jefe comunal, Óscar “Nenecho” Rodríguez, por su parte, declaró ante la Contraloría General una vida cuasi de monje cuando asumió como concejal en 2015.

PUBLICIDAD

Sin embargo, se desconoce su situación patrimonial actual pues no se han revelado aún los documentos que debería haber presentado al asumir como intendente tras la renuncia de Mario Ferreiro. Rodríguez había sido denunciado por sus colegas por supuestos cobros irregulares de viáticos sin rendir cuentas y por contratar a sus compañeros del “exa”.

Ferreiro, por su parte, declaró un patrimonio de G. 1.600 millones cuando llegó a la Comuna en 2015 y hasta el momento se desconoce su situación patrimonial al momento de dejar el cargo, empujado por escándalos de corrupción.

Un dato que no deja de ser llamativo con respecto a quienes ocupan cargos en la comuna capitalina es que casi ninguno declara poseer inmuebles en Asunción.

De acuerdo con lo que establecen las leyes, para poder ocupar cargo en una Comuna, los candidatos deben haber nacido o al menos residido en los últimos cinco años en el distrito en el que se presentan como contendientes.

PUBLICIDAD

También resaltan los casos del concejal liberal Augusto Wagner y del colorado abdista Julio Ullón.

Wagner es concejal desde hace casi dos décadas y según la última declaración jurada publicada por la Contraloría no posee casi nada a su nombre.

Ullón, por su parte, declaró millonarias acciones en empresas proveedoras del Estado pero no hizo figurar ni inmuebles ni vehículos a su nombre en la Declaración Jurada que presentó ante el ente contralor en 2015.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD