Remedios de dudosa calidad circulan por falta de control

Una serie de deficiencias en los controles de varias instituciones como el Ministerio de Salud Pública y la Dirección Nacional de Aduanas permitió que medicamentos de alta complejidad circulen en todo el sistema de salud, según informe de Contraloría General. Permitieron el ingreso de remedios tan delicados como los utilizados para tratar el cáncer sin controles necesarios.

Justo Ferreira, propietario de la firma Insumos Médicos SA, denunciada por supuesta falsificación de medicamentos.
Justo Ferreira, propietario de la firma Insumos Médicos SA, denunciada por supuesta falsificación de medicamentos.Archivo, ABC Color

La Contraloría General de la República emitió un informe preliminar sobre los procesos de compra de medicamentos importados desde países considerados de baja vigilancia por parte del Ministerio de Salud Pública y el Instituto de Previsión Social (IPS).

El lapidario informe revela que los deficientes controles realizados para los procesos de importación representaron graves riesgos para la salud.

El proceso de verificación había iniciado luego de publicaciones periodísticas que denunciaron que medicamentos importados por las empresas Insumos Médicos SA (Imedic) y Eurotec SA, ambas propiedad de Justo Ferreira, habrían ingresado de forma irregular al país.

En particular, las empresas habían importado medicamentos oncológicos, anticoagulantes y antibióticos haciéndolos figurar como producidos en Brasil pero su origen real era la India, país considerado como de baja vigilancia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

PUBLICIDAD

“Se concluye que los citados procedimientos (de control) son pasibles de una gran vulnerabilidad considerando el control deficiente e inefectivo para el otorgamiento de permisos y licencias, al no hacer un control real”, señala parte del informe al que tuvo acceso ABC.

El ente de control cuestiona que la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria (Dinavisa) se limita a realizar una constatación documental que se basa simplemente en lo expresado por los importadores de los medicamentos de alta complejidad y no realiza los controles in situ de los laboratorios.

Responsabilidad compartida

El ente contralor también señala a la Dirección Nacional de Aduanas como uno de los responsables del ingreso de los medicamentos de dudoso origen. Esto debido a que la institución otorgó en reiteradas oportunidades canal verde a los medicamentos, en lugar de canal rojo al que deben ser sometidos los productos importados que requieren mayor nivel de control.

PUBLICIDAD

“A consecuencia de este desvío, se permitió que distintas firmas importadoras ingresaran medicamentos de alta complejidad provenientes de países no habilitados”, señala el documento.

Señalan a Dinavisa

La Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria (Dinavisa) también es señalada como una de las responsables del ingreso de los medicamentos de dudosa procedencia.

“Se evidencia falta de acción preventiva”, señala el documentos sobre esta institución.

Contraloría recuerda que ningún despacho aduanero para productos medicinales puede ser tramitado sin la previa autorización de Dinavisa y que el incumplimiento de este punto e motivo de incautación de los medicamentos.

Medicamentos dudosos en todo el sistema de salud

Los medicamentos fueron importados por empresas que proveen a las dos mayores instituciones del rubro salud en el Estado: el Ministerio de Salud Pública y el Instituto de Previsión Social; por lo que el incumplimiento de las normativas es todavía peor.

“Se concluye que la vulnerabilidad de los procedimientos permiten el incumplimiento y como consecuencia la circulación de medicamentos de dudosa procedencia en todo el Sistema de Salud Pública”, sentencia el informe.

Numerosas publicaciones periodísticas revelaron cómo el Ministerio de Salud favoreció a las empresas de Ferreira incluso en el marco de la pandemia.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD