Correos electrónicos, vínculo con las FARC

El Ministerio Público de Paraguay accedió a fines del 2009 al informe del intercambio de correos electrónicos entre miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con miembros de Patria Libre, encontrados en la computadora del entonces jefe de esa organización guerrillera, Raúl Reyes, y que fueron remitidos por el Gobierno de la República de Colombia.

De acuerdo con el pedido de la Cancillería al Brasil, en la misma se hace un detallado relato de las conversaciones mantenidas por Juan Arrom con el líder de las FARC, Raúl Reyes, “que demuestran fehacientemente la vinculación del mismo en los hechos que se le imputan en la causa del secuestro de María Edith Bordón de Debernardi”.

Dichas pruebas fueron presentadas a inicios del 2010 por la Cancillería nacional ante su par del Brasil considerando que los instrumentos internacionales sobre refugiados no dan protección a terroristas ni secuestradores. Según el intercambio de correos, Juan Arrom, Anuncio Martí, Víctor Colmán y el

Partido Patria Libre comunicaron a las FARC la resolución de Brasil de declararlos “perseguidos políticos” y por ende, otorgarles refugio en ese país, pese a que la justicia del Paraguay requería la extradición de los tres por el secuestro de María Edith Bordón. En ese momento se hablaba de una inversión conjunta con las FARC.

Francisco Antonio Cadena Collazos, quien es conocido con los seudónimos Padre Oliverio Medina o Cura Camilo, hablaba en uno de los correos dirigidos a Luis Edgar Devia (Raúl Reyes), Rodrigo Granda (Ricardo) y Hermes (no se conoce su identidad) de una “inversión” en Paraguay a la cual invitaban a las FARC a participar en negocios.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD