Corrupción en Paraguay arriesga a inversores internacionales, afirman

El sistema financiero, la ética pública y el nivel de corrupción del Paraguay son tales que presentan riesgos a inversores y bancos internacionales, afirmó el analista Emanuele Ottolenghi, de la Fundación para la Defensa de la Democracia, con sede en Washington, en entrevista con radio ABC Cardinal.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/KLSTHYGQBNHWPFRT4QL5TW24WE.jpg

Ottolenghi es autor de un reciente informe sobre el Paraguay publicado en Estados Unidos, que tuvo repercusión en medios de varios países de la región. En él, se pinta a nuestro país como “un paraíso fiscal para los terroristas”.

Entrevistado en radio ABC Cardinal, el influyente analista político y de seguridad ratificó lo que ya expuso en artículos anteriores y señaló que pese a algunos buenos discursos y algunas incautaciones importantes, sobre todo de cocaína, este Gobierno no ha avanzado realmente en revertir el esquema que sigue corrompiendo a autoridades del Estado y permite operar a los ilegales.

Apuntó que Paraguay este año debe pasar (en referencia al GAFI) una evaluación importante de su sistema financiero, de su capacidad de ser un sistema eficaz en el combate contra la financiación al terrorismo y contra el lavado de dinero.

PUBLICIDAD

Señaló que pese a algunas declaraciones de buenas intenciones, el sistema del Paraguay no está visto como uno que pueda combatir este fenómeno y la voluntad política de los actuales gobernantes parece ser manejarse de la misma forma que en el pasado.

“Los que llegan a Paraguay a invertir y a hacer negocios deben saber que el sistema financiero, que el sistema país, que la ética pública, que el nivel de corrupción son tales que presentan riesgos a los inversores y bancos internacionales”, advirtió Ottolengui,

“Creo que el problema es el nivel muy bajo de integridad pública de los gobernantes en Paraguay. Con todo respeto, ustedes tienen un Presidente que se olvida de celebrar el aniversario de los 30 años de democracia, tienen un vicepresidente que quiere imponer un narcopolítico como intendente de la segunda ciudad del país”, cuestionó, citando el caso del diputado Ulises Quintana.

Criticó especialmente al vicepresidente Hugo Velázquez y con la situación del diputado Quintana, preso en Viñas Cue por presuntos vínculos con Reinaldo Javier “Cucho” Cabaña.

“Toda esta historia que está pasando en Ciudad del Este, con la presión hacia la Fiscalía sobre la situación del diputado Quintana, es una vergüenza. Es algo que no puede pasar en un país democrático. Que el vicepresidente se tome el derecho de interferir públicamente para apoya a un político sospechoso de ser un narcopolítico, cambiándolo a ser el rey de la ciudad del crimen”, fustigó.

Consideró que la situación de nuestro país se ve agravada por la anterior gestión de Horacio Cartes, en que cree que directamente no hubo una lucha contra el contrabando de cigarrillos y de drogas, a juzgar por los resultados.

“Durante el gobierno de Cartes, la impunidad en el manejo del tráfico de cigarrillos era evidente”, destacó y agregó que era lógico, por el conflicto de intereses que tenía por ser uno de los principales productores de las marcas contrabandeadas.

“En el caso de Cartes era evidente, porque el presidente encargado de combatir el tráfico de cigarrillos es el más grande dueño de los cigarrillos que llegan en todo el hemisferio de manera ilícita, entonces tenía un problema enorme que no se podría tocar. Ahora me parece que se puede tocar más, pero no me parece que los niveles de incautación de cigarrillos de contrabando cambiaron de manera tan dramática”, refirió. Los informes y opiniones de Ottolengui le generaron confrontaciones, incluso una respuesta del canciller Luis Castiglioni y –como dato anecdótico– fue bloqueado en Twitter por el vicepresidente.

Canciller desestimó

La respuesta que dio en su momento el canciller Luis Alberto Castiglioni a los informes de Ottolenghi, fue destacar los elogios y las excelentes relaciones de nuestro país con el Gobierno de los Estados Unidos de América. A las expresiones del excongresista norteamericano Robert Pittenger de que en Paraguay hay grandes bienes de lavadores de dinero y financiamiento al terrorismo internacional, Castiglioni pidió pruebas. Ottolenghi le respondió que los fiscales de nuestro país las tienen y que solo falta voluntad.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD