Deuda de Gramont “sigue viva” pese a fallo, afirma abogado

El abogado Fernando Beconi, exasesor del expresidente del BCP Jorge Corvalán, afirmó que “sigue viva” la deuda del Paraguay por el fraude de Gustavo Gramont Berres de unos US$ 80 millones. Dijo que las deudas de Estado no prescriben como las de personas físicas o jurídicas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/4FZTLKZ2L5AI3NJVR5GVMJWM3M.jpg

En una entrevista con nuestro diario, Beconi –excandidato a ministro de la Corte, catedrático y asesor de todo tipo de entidades– sentó postura sobre el caso del argentino-uruguayo Gramont Berres, cuyo nombre verdadero es Benjamín Levy Avzarradel.

Tras recordar que asesoró al BCP sobre el mismo caso, señaló que en el juicio que ganó Paraguay en Nueva York en marzo del 2017, la jueza en realidad hizo lugar a la defensa del Estado paraguayo en cuanto a la inmunidad de jurisdicción del Paraguay.

Agregó que la magistrada solo rechazó la ejecución iniciada por la aseguradora estatal italiana SACE ante un tribunal de los Estados Unidos de América.

PUBLICIDAD

Consultado si se puso fin a la deuda contraída entre 1986 y 1987, Beconi respondió: “Lastimosamente no. Ganamos en Estados Unidos, pero la deuda sigue viva. Las deudas de Estado no prescriben, a diferencia de las personas físicas o jurídicas”. Añadió que en Estados Unidos ya no condenará al Paraguay porque tiene “inmunidad de jurisdicción”. Sin embargo, aseveró que el país está expuesto a una demanda “en cualquier otro país donde Paraguay tenga bienes”.

“Eventualmente si el juez considera que está expedita la vía para proceder a un embargo de activos del Estado, podría hacerlo”, advirtió.

“Para terminar con el pleito algunos recomiendan pagar, plantear una quita o pagar en cuotas. ¿Qué ocurre? Nuestras reservas en gran medida estaban en el Banco Internacional de Pagos de Basilea (Suiza), en donde ni siquiera cobrábamos y hasta teníamos tasa negativa como país ahorrista. Entonces, con lo que rinden las reservas paraguayas ya hubiéramos pagado varias cuotas de la deuda de Gramont”, dijo.

Afirmó que Paraguay sigue “exactamente en el mismo escenario”. “En derecho, muchas veces, se dice que no todo lo legal es justo y no todo lo legal es legítimo”.

En el caso Gramont tenemos una sentencia ilegal, injusta, arbitraria, que violentó principios del derecho internacional, pero existe, sobrevive”, manifestó finalmente el especialista.

Antecedentes 

La jueza de Washington Ketanji Brown Jackson, el 21 de marzo de 2017 emitió un fallo histórico por el cual rechazó la referida demanda entablada contra Paraguay en 2015 por la aseguradora italiana SACE, en reclamo de una deuda de unos US$ 80 millones. La SACE, que no apeló el fallo, fue la que emitió la póliza de seguro del préstamo-fraude en 1986 por el banco Overland Trust de Ginebra (Suiza) a Gramont Berres, embajador del dictador Stroessner.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD