Paraguay y Portugal acuerdan combatir el crimen transnacional

El ministro de Relaciones Exteriores, Eladio Loizaga, y la ministra de Administración Interna de Portugal, Constança Urbano de Sousa, firmaron ayer en Lisboa un acuerdo de cooperación para trabajar en contra del crimen transnacional.

LISBOA (EFE). La gira del ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay por países europeos concluyó ayer en Portugal con la firma del acuerdo de cooperación contra el crimen transnacional, que se llevó a cabo en la sede del Ministerio de Exteriores portugués, donde Loizaga mantuvo un encuentro bilateral con su homólogo luso Augusto Santos Silva.

El acuerdo sobre seguridad interna, dijo Loizaga en rueda de prensa, va a permitir a Portugal y Paraguay “estar juntos frente a un flagelo continental e internacional como el crimen transnacional organizado”, que, subrayó, “no tiene fronteras”.

En la cita, el canciller también firmó junto a Santos Silva un memorándum de entendimiento sobre consultas políticas con el que completaron un encuentro que sirvió, en palabras del ministro luso, para “señalar una nueva etapa en las relaciones entre Portugal y Paraguay”.

Loizaga explicó que durante la reunión, que duró alrededor de una hora, Santos Silva y él pasaron “revista” a las “excelentes relaciones” que mantienen actualmente los dos países. “Paraguay considera a Portugal un país más que amigo, un país aliado”, aseguró el funcionario paraguayo, quien dijo haber venido a Lisboa para expresar que Paraguay busca con la nación ibérica “una complementariedad en el campo económico”.

PUBLICIDAD

En este sentido, Santos Silva destacó que Paraguay tiene “una economía próspera, que está creciendo, y eso trae nuevas oportunidades de inversión para empresas portuguesas”. Loizaga aprovechó su intervención para reiterar a Portugal “las más calurosas felicitaciones” por la elección del ex primer ministro luso Antonio Guterres como próximo secretario general de la ONU, algo que “es un orgullo” para los iberoamericanos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD