“Pepe” Mujica ironiza postura paraguaya y promete “regalar” presidencias de Mercosur

El presidente uruguayo, José Mujica, declaró ayer que a ningún país de los que integran el Mercosur “le conviene tanto el grupo” como a Paraguay, en alusión a la posición del presidente electo, Horacio Cartes. Sobre el reclamo de la presidencia pro témpore, dijo irónicamente que Uruguay “regalará todos sus turnos”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VMCIWY5ACRGKDKGSK7VFL2HYY4.jpg

Mujica concedió una entrevista a la agencia cubana Prensa Latina, que le abordó sobre la situación en el Mercosur y la negativa de Paraguay de regresar al bloque mientras no se subsane jurídicamente el ingreso de Venezuela, que actualmente ya ejerce la presidencia del grupo.

El jefe de Estado uruguayo sostuvo que “a ningún país de los que integran le conviene tanto el grupo como a él por su posición mediterránea.

Paraguay tiene que salir por el Paraná y el río de La Plata, y creo que su nuevo gobierno tiene mucho pragmatismo y mucha inteligencia para entender estas cosas”, subrayó.

Consideró que la suspensión aplicada a nuestro país en junio del 2012 fue “más bien simbólica”. “Y ojo, la sanción que se tomó fue más bien simbólica, porque el comercio no se paralizó ni tampoco el tráfico”, acotó Mujica.

Mujica es uno de los dos mandatarios de países socios del Mercosur que ya confirmaron su presencia en el acto de transmisión de mando del presidente electo, Horacio Cartes, previsto para el 15 de agosto.

La otra presencia confirmada es la de la presidenta del Brasil, Dilma Rousseff.

“Regala” la presidencia

Mujica dijo además que está “dispuesto a firmarle a Paraguay, de regalo, todas la presidencias que puedan tocarle a Uruguay al frente del Mercosur”.

El jefe de Estado uruguayo destacó además la importancia de Venezuela en el bloque regional. “Y a Mercosur le conviene la presencia de Venezuela, quién va a dejar la energía afuera. Mercosur con Venezuela se transforma en una potencia, multiplica sus potencialidades enormemente”, manifestó.

Indicó que el país caribeño ayuda a que el Mercosur sea más respetado. “No porque el Mercosur sea una potencia militar de carácter disuasivo, sino que políticamente, fundamentalmente por el peso de Brasil, hay un efecto que ayuda a que se tenga que pensar tres veces cualquier aventura”, dijo.

Considera que el mecanismo regional no es una tarea definitiva y resulta, además, “el pulmón de las luchas por la unidad de América del Sur”.

“La doctrina Mujica”

Cabe recordar que el Mandatario uruguayo, al justificar la suspensión del Paraguay y el ingreso de Venezuela al Mercosur en junio del 2012, acuñó la frase que “lo político prima por sobre lo jurídico”.

Con esta nueva “doctrina” del derecho internacional, los países socios del bloque pretenden que el Paraguay acepte los hechos consumados y retorne sin cuestionar las ilegalidades y violaciones al Tratado de Asunción, que establece claramente que las decisiones en el bloque se adoptan por unanimidad de los Estados partes.

Marco Aurelio García, asesor internacional de la presidenta brasileña Dilma Rousseff, ya había bajado la línea del bloque. El ingreso de Venezuela es una “decisión de piedra” y Paraguay “debe aceptarla”.

¿Sanción simbólica?

La cancillería uruguaya, a través de la Circular 52 del 9 de julio del 2012, prohibió a los diplomáticos de ese país “todo contacto personal” con diplomáticos paraguayos o actos que puedan implicar el reconocimiento al gobierno de Franco. Según el informe, el Ministerio de Relaciones Exteriores ordenó a todo el personal diplomático “ajustar su conducta de relación absteniéndose de mantener contactos personales o participar en eventos que pudieran significar un reconocimiento al Gobierno de Paraguay”. La circular llevó la firma del director de asuntos políticos de la cancillería de Luis Almagro, Ricardo González. Esto contradice a Mujica, quien dijo que la sanción a Paraguay fue solo “simbólica”.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05