RR.EE. debe pagar más de G. 3.000 millones

El Ministerio de Relaciones Exteriores tiene tres sentencias firmes que le obligan a pagar 3.218 millones de guaraníes a funcionarios que demandaron a la institución y fueron reincorporados.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/3QKG4UQN7NBT3ERQTMH2XCONYI.jpg

Rodolfo Javier Esquivel, ex director general de administración y finanzas en el periodo 2003-2008 recibirá 1.689 millones de guaraníes en compensación por diferencia salarial. El funcionario fue denunciado en 2009 por avalar funcionarios fantasmas en la embajada de Paraguay en Venezuela, que entonces estaba a cargo de Ana María Figueredo.

Esquivel sigue siendo funcionario de Relaciones Exteriores pero está comisionado al Ministerio de la Mujer.

Otro que tiene pendiente el cobro de una gruesa suma de dinero es Felipe Nery Huerta quien fue reincorporado al ministerio en 2014. De acuerdo con la sentencia judicial, deberá cobrar 190.361 dólares, unos 1.046 millones de guaraníes al cambio actual.

Víctor Aranda, también reincorporado al ministerio en 2015 como auxiliar administrativo es otro de los que tiene sentencia firme y debe recibir 481 millones de guaraníes.

Rubén Ortiz, Director de Asuntos Legales del Ministerio de Relaciones Exteriores, indicó que estas tres demandas están firmes y deben ser pagadas conforme la cartera de Estado vaya teniendo fondos. “La disposición judicial obliga al Ministerio, pero todo depende de que tengamos recursos en el presupuesto. Si no tenemos recursos para cubrir, no podemos hacer nada”, remarcó.

En cuanto al origen de las demandas y que los accionantes sigan siendo funcionarios del Ministerio, explicó que en años anteriores se tomaron decisiones administrativas erradas que finalmente dieron lugar a demandas que además de obligar a pagar indemnizaciones, imponen la reincorporación de los funcionarios que fueron afectados.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.