Síndico se opone a que se levante prohibición

El síndico de Quiebras, Raúl Silva, presentó ayer un escrito ante el juez Silvino Delvalle, en el que resalta que la medida de prohibición de innovar y contratar, que pesa sobre la empresa San Agustín, no solo está vigente, sino que además no puede ser levantada.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/7H5CMXNUI5APHICJPLR3Q67TFU.jpg

Silva presentó el escrito en el expediente caratulado “Sindicatura de Quiebras del sexto turno contra Carmelo Cabrera Ortiz y otros sobre acción de ineficacia de acto jurídico”.

La demanda del síndico fue contra San Agustín y los accionistas Elvira Cabrera Alonso (hija del fallecido Carmelo Cabrera) con 570 acciones; María Rosalía García (300 acciones); Lidio Oviedo, padre del senador Jorge Oviedo Matto, con 250 acciones, Clara Orué con 20 acciones y Fulvia Almada con 60 acciones.

La acción judicial se promovió, porque la sindicatura tenía razonable sospecha de que las acciones realmente eran de Carmelo Cabrera y que los accionistas eran solo prestanombres.

A la demanda se allanó Elvira Cabrera, quien admitió que su padre era el verdadero dueño de las acciones. Atendiendo el allanamiento de Elvira Cabrera, con 570 acciones en la empresa, Silva desistió de la demanda contra la firma y demás accionistas. El síndico explicó que con los bienes que le corresponden a Elvira, bien puede pagar a los acreedores en la quiebra de Carmelo Cabrera.

En el escrito de ayer, el síndico manifestó al juez, que el juicio sigue en trámite (pese al desistimiento contra algunos demandados) y que por esa razón no se puede levantar la prohibición de innovar y contratar. “Se solicita al juzgado, atienda los trámites procesales pendientes y en consecuencia no ocurra en el error de ordenar el levantamiento de la medida cautelar decretada por Auto Interlocutorio N° 1885 del 11 de noviembre de 2008”, apuntó Silva.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.