Proponen “mucha pila” para enfrentar al covid-19

Creatividad frente a la adversidad. Así encaran las vendedoras de pescado y cocineras de la zona de Remanso la falta de clientes en medio de la cuarentena por la pandemia del coronavirus. Ahora ofrecen “pila memeté” para enfrentar al covid-19 bien fortalecidos con este alimento.

Ramona Rosalía con una presa de surubí lista par la venta.
Ramona Rosalía con una presa de surubí lista par la venta.

Las carcajadas irrumpen en el silencio de la siesta. Son las pocas vendedoras de pescado apostadas a orillas del río Paraguay en Remanso quienes sobrellevan la falta de ventas con chistes y bromas, algunas de doble sentido o subidas de tono cuando saludan a los escasos, escasísimos clientes que tienen la valentía de llegar hasta ellas. En los puestos suelen ser unas 35 vendedoras quienes echan mano a sus conservadoras de isopor buscando la mejor presa para ofrecer a sus clientes. En la siesta del miércoles cuarenteno, la realidad es muy diferente.

En promedio, la lista de precios por kilo es como sigue: surubí, G. 35.000 el kilo; rodajas de surubí, G. 40.000; mandi’i, G. 25.000; pacú, G. 35.000; igual precio para la boga, y el dorado a G. 40.000.

“Acá solo vendemos pura pila, pila memeté. Esto (señalando una presa de surubí) lo que hay que comer para tener mucha fuerza y enfrentar el coronavirus”, dice quien se hace llamar Lalita para los churros.

Tanto ella como sus compañeras no están tan erradas. El Lic. Antonio Danei, nutricionista, nos dice que el consumo de pescado de río es importante para la salud. Su carne aporta vitaminas del complejo B como la vitamina B12, que es ideal para reforzar el sistema inmune del organismo; es decir, para aumentar las defensas del cuerpo. Además, el pescado también aporta antioxidantes que ayudan al buen funcionamiento de los órganos y también grasas de buena calidad que son excelentes para la salud cardiovascular. Asimismo, recomienda que para aumentar los beneficios del pescado, es ideal consumirlo en caldos ricos en vegetales que complementan el plato con otros nutrientes importantes para el sistema inmunológico. Justamente en ese tren de cosas, alrededor de la pescadería popular se erigen algunos comedores que preparan platos con este ingrediente principal. Tal es el caso de Gloria Barrios, una de las pioneras de la cocina de Remanso, quien está al frente de El Dorado, donde el plato estrella es la cazuela de surubí; también Sara Benítez y otros ofrecen platos similares y con esta crisis se animan a realizar servicios de delivery (ver teléfonos en el recuadro a la derecha de la página).

PUBLICIDAD

“En este momento está todo parado, tenemos muchos platos que ofrecer, incluso para Semana Santa nos preparamos mucho y ahora tenemos esperanza de que la gente venga a nosotros y logremos vender para pasar estos días que están siendo duros y difíciles”, asegura Barrios.

Pedidos a través de llamadas y mensajes

“Al principio pensamos en hacer un delivery cooperativo, pero todos tienen miedo de salir y que se nos confisquen los pedidos”, dice una de las vendedoras. Ante tal problema ofrecen sus números telefónicos para reservas y tomas de pedido y ver la forma de concretar las ventas.

Comedores

PUBLICIDAD

Gloria Barrios de El Dorado (0971 762-170), Sara Benítez de El buen sabor (0984 528-750), Comedor La Rivera (0985 405-149). Ahí se ofrecen platos prehechos como milanesa de surubí listos para freír, así como romanitas y otros. También en delivery de platos cocinados como sopa de pescado (mandi’i y surubí), cazuela de surubi, romanitas y otras delicias.

Vendedoras de pescado

Para quienes prefieran los pescados frescos están las de la orilla del río como “Lalita para los churros” (0981 157-060). Así como las que están apostadas en la Avenida de los Pescadores: Ramona Rosalía (0982 704-001), Atanasia (0971 386-327), Blásida Galeano Vda. de Báez (0983 308-080), Victoria, más conocida como “Ña Vicky” (0981 976-090).

Texto y fotos: Marta Escurra mescurra@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD