En tiempos de coronavirus se registran altas cifras de casos de maltrato infantil

El Ministerio de la Defensa Pública reveló recientemente la alta cifra de casos de maltrato infantil y abuso sexual en niños, niñas y adolescentes durante la emergencia por coronavirus en el país. Suman 214 en los que intervino la Defensa Pública, desde el 11 de marzo hasta 17 de abril, por diferentes causas relacionadas con el maltrato infantil.

Las niñas, niños y adolescentes tienen el derecho a vivir una vida libre de violencias y pobreza.
Las niñas, niños y adolescentes tienen el derecho a vivir una vida libre de violencias y pobreza.

Ayer se celebró el Día Internacional de la Lucha Contra el Maltrato Infantil, que también es un virus que se agrava con la pandemia del covid-19.

En Paraguay, la cuarentena y el confinamiento en la casa hacen que los niños y adolescentes sean más vulnerables. La Defensa Público intervino en 214 casos de niños, niñas y adolescentes, desde el 11 de marzo hasta 17 de abril, por diferentes causas relacionadas con el maltrato infantil.

Del total de casos en lo que intervino un defensor público, 98 son por maltrato físico o síquico, 55 casos de grave negligencia de los progenitores, 26 hechos de violencia intrafamiliar, 23 denuncias por abuso sexual, ocho casos de abandono en la vía pública, cuatro hechos de trata y explotación laboral, según el informe.

Cifras

En todos los casos, la Defensa Pública solicitó medidas cautelares de protección como ser guarda (39%), hospitalización (9%), abrigo (6%), exclusión del hogar del denunciado (2%), entre otras.

El Ministerio Público dio a conocer las cifras del primer trimestre del año en cuanto a maltrato infantil. Se corroboraron 431 denuncias por maltratos a niños y adolescentes bajo tutela. Entre los meses de enero, febrero y marzo de 2020, en Asunción se registraron 45 denuncias por maltrato a niños y adolescentes bajo tutela, en Concepción hubo 5 denuncias, en San Pedro 14, en Cordillera 16, en Guairá 9, en Caaguazú 16, en Caazapá 5, en Itapúa 17, en Misiones 12, en Paraguarí 7, en Alto Paraná 51, en Central 213, en Ñeembucú 2, en Amambay 6, en Canindeyú 2, en Presidente Hayes 6, en Boquerón 5 y Alto Paraguay no se registraron denuncias.

Derechos

El Comité de los Derechos del Niño/a de Naciones Unidas, ha realizado recientemente una declaración para llamar la atención a los Estados de todo el mundo del profundo impacto que la pandemia por el covid-19 tiene en la niñez y la adolescencia, y la necesidad de tomar medidas para garantizar los derechos de los niños, las niñas y adolescentes, que se ven gravemente afectados física, emocional y sicológicamente, especialmente en países que han declarado estados de emergencia y bloqueos obligatorios.

Save the Children

Las organizaciones socias del Programa de Apoyo a la Sociedad Civil de Save the Children en América Latina y el Caribe lanzaron un comunicado en el que señalan que: “La mayoría de las violencias contra niños y niñas ocurren en sus hogares y la pandemia ha agravado esta situación debido, entre otros factores, a las medidas de confinamiento implementadas y al aumento del estrés sicosocial de las familias.

A esto se suma la interrupción o el bajo nivel de funcionamiento de los servicios de protección, dando como resultado una invisibilización del maltrato infantil.

Existe suficiente bibliografía sobre los efectos negativos del maltrato contra la niñez y adolescencia, que abarcan desde la muerte o lesiones graves hasta severas limitaciones en el desarrollo emocional y psicológico, siendo, en este momento, la familia el espacio donde la violencia está presente y día a día se incrementa en frecuencia y severidad”, reza parte del documento socializado.

CDIA: no existe un programa articulado desde el Estado

Aníbal Cabrera de la Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia (CDIA) manifestó que “hasta ahora, el Estado no tiene un programa articulado de prevención y protección a niñas, niños y adolescentes víctimas de violencias y abusos”.

Las autoridades nacionales y locales

“Esto debería ser un trabajo articulado del sistema de protección de niñez a cargo del Ministerio de la Niñez y la Adolescencia, del sistema de educativo a cargo del Ministerio de Educación y Ciencias, y del sistema de Salud, a cargo del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, pero estos tres sistemas, no trabajan de modo coordinado, no tienen recursos suficientes, no hay equipos técnicos multidisciplinarios ni la infraestructura adecuada para la atención.

“Un niño o niña, víctima de malos tratos y abusos, no podrá ser una persona adulta, que despliega su máximo potencial en favor suyo y de la sociedad, no podrá efectivamente estar inserto en el sistema económico, aportar a la sociedad para cuidar a otras personas, dado que como no supimos cuidarle en su momento, vamos a seguir cuidando hasta su adultez y más allá.

Los costos y consecuencias de no formar parte de manera real contra la violencia hacia la niñez, trae problemas de mediano y largo plazo al Estado, que hoy no son considerados de modo adecuado”, resalta Aníbal Cabrera, pero también recalca desde la organización que el Estado debe garantizar una vida libre de violencias y pobreza.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.