El tango de Malena

Guionista de la vida, comediante de alma, feminista hasta las venas y actriz por casualidad. Malena Pichot desnuda sus ideales en una entrevista.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ZUNQ2PLLC5F5DANU4Z7N3UNYBA.jpg

A sus 34 años se dio placeres de los que cada día se hace cargo. Haber llegado, por ejemplo, a la cima de la popularidad cuando –allá por el 2009– se descubría en pantalla como La loca de mierda. Era el boom de los videos en la web y los directivos de MTV decidieron contratarla. “Me doy cuenta de que fue algo que llamó mucho la atención”, recuerda. 

Pichot atribuye aquel éxito al contexto de su emisión. “Llamó mucho la atención porque el contexto era acorde: la idea de una mujer que está desquiciada por varios hechos y se anima a mostrar esas miserias. Las mujeres siempre estamos tratando de ser perfectas y agradar. Lo que tenía La loca de mierda es que era un personaje que no quería agradar, sino todo lo contrario. Por ahí, en otro momento de la historia no hubiera pegado tanto”.

Los años pasaron y, con ellos, una serie de productos emitidos en la televisión argentina: El hombre de tu vida, El donante, Jorge y Por ahora. Tampoco faltaron ficciones para internet, programas de radio y shows de stand-up.

Esta vez llega al Paraguay con Persona, espectáculo que subió a escena el 21 de abril, en el Teatro Guaraní, y del que también forman parte Ana Carolina, Vanesa Strauch y Charo López. “Somos cuatro personas haciendo monólogos de humor”, anticipa, y lo define como “un musical hipócrita y, sobre todo, un show travesti, creado para que la audiencia se esfuerce en un nuevo ejercicio de comprensión... Quienes se atreven sobre el escenario no son mujeres, sino personas”. Después de girar por toda la Argentina, también llegaron con la puesta hasta Chile, Uruguay y, finalmente, Paraguay.

-¿Cuál fue el disparador del show?

-En realidad, nosotras cuatro tenemos la misma búsqueda en el humor y por eso nos juntamos. También para acompañarnos en el mundo de la comedia, que es bastante difícil en términos de misoginia... Como ese es nuestro ámbito, decidimos andar juntas porque es más fácil conseguirse compañeras feministas con las que enfrentar la vida. Creo que por eso hacemos el show que todas queremos hacer.

-Dentro de tus vínculos con el Paraguay está presente el actor Nico García (N. de R.: juntos hicieron Jorge y Por ahora). ¿Qué te atrae particularmente de él?

-Me gusta cómo actúa, pero, sobre todo, me gusta como persona y, en general, los actores no me gustan como personas. Él es muy divertido, buena gente, muy adorable y nos llevamos muy bien. 

-Pocas figuras tienen la capacidad de actuar, escribir y generar sus propios proyectos. ¿En qué faceta te sentís más natural? 

-¡Hasta me cuesta considerarme actriz! Es verdad que actúo, así que tengo que decirlo... pero no. Me interesa más escribir, pensar ideas y chistes... eso siempre me entretiene más. Actuar es como la frutilla de la torta de una idea para mí; es como el final, la parte relajada y divertida; la otra es muy difícil (risas). Es mi opinión, nada más.

-¿Llegaste a padecer un personaje con el que no te identificabas?

-No, por eso no actúo nunca, porque los guiones que me pasan no me gustan tanto, o lo que significan o quieren contar. Entonces, por eso actúo tan poco. Antes de actriz, soy feminista y activista y, en general, los papeles para mujeres son muy estereotipados o cliché; es muy difícil encontrar algo en lo que pueda actuar y me sienta cómoda.

-¿Qué lugar sentís que ocupa hoy el feminismo en el mundo?

-El mundo llegó a un lugar en el cual ya no se puede negar la necesidad del feminismo. Me parece que esta nueva ola del feminismo pasa por ese lado. Nadie puede decir que el feminismo es una mala palabra ni negar la diferencia de derechos que hay entre hombres y mujeres. Entonces, la importancia del feminismo en este momento es justamente esa: ya no se puede aguantar más. En general, pasa eso con los movimientos especiales de reivindicación de derechos que se dan en un punto y ya no se puede bancar más.

-Si tuvieras que pensar en “el papel” de tu vida, ¿cuál sería?

-Como no soy actriz, no pienso en papeles que pienso interpretar, sino en que me gustaría presentar una gran historia. Cuando sos feminista o activista, es más fácil escribir, porque lo importante para un escritor es tener qué decir y contar, que muchas personas no lo encuentran. Por eso es que escriben tantas mierdas, porque no tienen nada que decir. Es más fácil decir algo cuando tenés algo para contar. Mi sueño es contar historias en las que pueda encontrar bagajes femeninos diferentes a lo que se acostumbra a expresar públicamente.

jorge.coronel@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.