"Siempre fui de bajo perfil"

Fue coronada como la mujer más bella del país en el año 1993, y fue también la primera paraguaya en conquistar el título de Reina Sudamericana y el de Reina Mundial del Oro Verde. ¿La recuerdan?

Hace doce años y un mes Liliana González Mena (35) era figura de todos los medios y tapa de muchas revistas. Exactamente el 4 de diciembre de 1993, la coronaban como la mujer más bella del Paraguay. Tenía 23 años y una alegría inmensa por la conquista lograda. "Fue un sueño hecho realidad", dice con una amplia sonrisa.

"Me imaginaba en uno de esos concursos... Siempre quedaba ‘prendida’ frente al televisor cuando transmitían los certámenes de belleza, hasta que un día estando en el trabajo, en el Banco de Inversiones del Paraguay, leí la invitación en el diario. Me armé de coraje y sin contarle absolutamente a nadie, decidí participar", rememora.

Lo demás ya se sabe. Fue electa Miss Paraguay, certamen que la llevó a varios otros como el de Miss Universo, realizado en Manila, Filipinas; el de Reina Sudamericana, llevado a cabo en Santa Cruz, Bolivia y en donde se llevó el título principal, que la ubicó como la primera Reina Sudamericana Paraguaya, en el año 1994.

También fue la primera paraguaya coronada como Reina Mundial del Oro Verde, en el concurso delmismo nombre que tuvo lugar en la ciudad de Machala, Ecuador. En esa ocasión, también fue electa Reina de los Periodistas. "Ellos hacían una votación aparte y fui su favorita", expresa. La lista sigue. Ostenta, además, el título de primera princesa del evento Reina de la Hispanidad.

LA FAMA NO LE ATRAE

Si bien trajo varias coronas al país y esto le valió la fama a nivel nacional e internacional, Liliana optó por un bajo perfil. Una vez terminado todo el "ruido" se llamó a silencio. "En realidad, lo que buscaba con todo esto era conocer de cerca los certámenes. Y después de seis años de estudios, buscaba desenchufarme un poco. Pretendía divertirme, pasarla bien; felizmente, conseguí más de lo que me propuse".

Hoy su vida transcurre tranquila, como a ella le gusta. Tiene el título de licenciada en Ciencias Contables. Se desempeña como ejecutiva de cuentas en el Lloyds Bank plc. Está divorciada desde hace diez años. Tiene una hija de nombre Alejandra Belén. Ahora dice que está casada con el trabajo. "Le dedico bastante tiempo y es por eso que disfruto cuando estoy con mi hija".

Juntas, los fines de semana, pasean en bici, van al Yacht y Golf Club Paraguayo, al parque, ven DVD. La vida de Liliana, de lunes a viernes, no varía mucho. Se levanta a las 06:00, realiza caminata por los alrededores de su casa, en el barrio Fátima, al regresar se toma un yogur con cereales, deja las instrucciones para la casa, para su hija. Cuatro veces a la semana va al gimnasio donde practica spinning y jump fit.

Pero, eso sí, los domingos son días sagrados. "Me levanto supertarde –confiesa-, sólo para el almuerzo". Y es ley también, reunirse con toda la familia. Le gusta la música, es una fanática de los Bee Gee’s.

"Tengo un montón de CD en mi auto y apenas subo, los escucho". De vez en cuando, pasa por la cocina y solo por falta de tiempo. ¿Su plato favorito? Medallones de surubí a la crema con panaché de verduras. "Me queda un manjar. Un día te voy a invitar", prometió. Le tomamos la palabra.

UN BELLO RECUERDO

Hoy Liliana está rubísima. Y le sienta muy bien. Atrás quedó la del pelo negro, pero los recuerdos de aquella época los va a llevar "hasta la tumba" y espera poder contárselos a sus nietos. "No estoy arrepentida de haber cambiado la fama por una vida de incógnito". Por ahora, sus planes futuros se centran n ser una buena madre. "Busco transmitirle valores y principios cristianos, quiero que sienta orgullo de su madre... Recién ahí voy a poder decir que estoy satisfecha con la vida".
Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.