Humus de lombriz

El humus de lombriz es un abono orgánico y natural, que se obtiene de la actividad y excrementos de las lombrices en un sustrato adecuado donde pueden crecer y multiplicarse. El producto resultante, es un abono natural, orgánico, fresco, suave al tacto, sin olor y de un pH más bien neutro.

El humus de lombriz es un abono natural  muy usado en agricultura ecológica.
El humus de lombriz es un abono natural muy usado en agricultura ecológica.ABC Rural

Se trata de un abono muy rico en nutrientes (nitrógeno, fósforo, potasio) y en flora microbiana que mejora la actividad biológica del suelo; mejorando su estructura y capacidad de aireación y retención de humedad. En estas condiciones, las plantas crecen y se desarrollan mucho mejor. Para preparar humus de lombriz, se utiliza la lombriz roja californiana (Eisenia foetida).

LA LOMBRIZ ROJA CALIFORNIANA

Es de color rojo oscuro. Respira por medio de su cutícula o piel. Mide de 6 a 8 cm de largo, de 3 a 5 milímetros de diámetro y pesa aproximadamente 1 gramo. Vive en ambientes húmedos y se alimenta de restos vegetales y animales en descomposición.

PUBLICIDAD

No tolera la luz solar. Vive unos 15 años y puede llegar a producir, bajo ciertas condiciones, hasta 1.300 lombrices al año. La lombriz californiana avanza excavando en el terreno a medida que come, depositando sus deyecciones y convirtiendo este terreno en uno mucho más fértil que el que pueda lograrse con los mejores fertilizantes químicos.

CÓMO OBTENER HUMUS DE LOMBRIZ

El procedimiento básico es el siguiente: 1. Hay que ubicar las camas en una zona seca, bien drenada, con leve desnivel y cerca de desechos orgánicos. Esto, para proteger el humus de lombriz (cosechado) del sol, del viento y la lluvia, para evitar su deterioro y perder su calidad. Las lombrices generalmente se crían en camas o lechos de 1 m de ancho; una longitud variable y 0.40 a 0.60 m de alto. Estas camas, se pueden construir de diversos materiales como ser: madera rústica, ladrillos en desuso, otros. los caminos entre los lechos pueden ser de 0.80 m, y la crianza puede iniciarse con 100 a 1.000 lombrices por metro cuadrado. Deben tener techo de malla o palmera y estar protegidos. 2. Llenar la cama con una capa de 25 a 30 cm de la materia orgánica fermentada y distribuir con la mano las lombrices, en hileras o en zig-zag y luego cubrirlas con otra capa de materia orgánica. De esta misma forma se procederá hasta llenar en su totalidad las camas. 3. La alimentación debe ser periódica y el riego continúo, para evitar que las lombrices salgan de las camas. Se pueden utilizar los desechos orgánicos, los residuos de la cosecha, desechos orgánicos de la cocina, estiércol animal, que tienen que estar bien descompuestos, por ejemplo mediante un proceso de compostaje. Este alimento se puede humedecer según las condiciones climáticas. 4. Hay que mantener una adecuada temperatura y humedad dentro de las camas, con una humedad de 75 %, y temperatura entre 15º C y 25° C. Para estimar la humedad, se puede tomar un puñado de sustrato, que se aprieta con la mano, debiendo quedar ésta mojada. Hay que proteger las camas del posible ataque de plagas, ratas, pájaros; de ahí la importancia de mantenerlas cubiertas. 5. La descomposición de la materia orgánica y su transformación en humus de lombriz, lleva unos seis meses. Después de este lapso, el humus de lombriz estará listo para su cosecha o recolección. Pero antes, conviene colocar lo que se puede denominar “trampas”, con el propósito de sacar la mayor cantidad de lombrices de la parte más interna de cada cama. La trampa es alimento fresco que se acumula en el centro de la cama formando una pila. A estas trampas van las lombrices para alimentarse y es ahí donde cuando haya suficientes, se recogerán para colocar después en otras camas. Este proceso puede repetirse hasta tres veces en una semana. La primera cosecha se realiza al noveno mes. Las siguientes cosechas de harán a partir del sexto mes.

PUBLICIDAD

UTILIZACIÓN

El humus de lombriz, puede emplearse para rellenar macetas y bandejas de germinación; puede utilizarse solo o mezclado con tierra o arena. Se puede aplicar sobre el suelo entre las plantas, arbustos, frutales y árboles. Se puede diluir en agua y utilizar este humus diluido, para regar plantas, así como también aplicarlo de forma foliar para una más rápida acción. También se puede conservar por un lapso no mayor a tres meses. Para ello se puede pasar a través de un cedazo para obtener un producto fino, que se almacena para su posterior utilización, bajo sombra, en un recinto fresco y aireado. Además, se puede envasar para su posterior comercialización, de preferencia con una etiqueta, a modo de darle una trazabilidad.

(*) Especialista en Comunicación Rural.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD