Control de malezas valoriza el campo

Existen diversos tipos de maleza que crecen en los campos, de hoja fina, hoja ancha, herbáceas, arbustivas, y todas tienen algo en común, compiten con los cultivos y pasturas y generan pérdidas a los productores. El Ing. Agr. Pascual Rodríguez habla sobre el control de malezas leñosas.

Trabajo de control de malezas leñosas que deben realizar los productores en sus campos.
Trabajo de control de malezas leñosas que deben realizar los productores en sus campos.Archivo, ABC Color

Muchas veces los productores no dimensionan el enorme perjuicio que les puede estar generando la presencia de malezas en sus campos, sea agrícola o ganadero. En este caso nos enfocaremos en campos para ganado, donde las malezas leñosas pueden ocupar el espacio que correspondería a las pasturas y donde repercute directamente en la capacidad o soporte de carga animal a causa de la menor oferta forrajera, propiciando la reducción de la carga, empezó diciendo el ingeniero Rodríguez, gerente comercial de Campofé.

Carga animal vs. malezas

En Paraguay se habla mucho de que el promedio de carga en un campo ganadero de pasturas implantadas, se encuentra entre 0,8 y 1 unidad animal por hectárea, o sea, si tomáramos 1 animal por hectárea, y tuviéramos 100 hectáreas de campo podríamos tener 100 unidades animales; sin embargo, si el 50 por ciento de ese campo se encuentra enmalezado, entonces se está cargando 100 unidades animales sobre 50 hectáreas reales de pasto, lo que representaría 2 unidades animales por hectárea y una enorme presión para sus pasturas en las áreas libres de malezas.

Por lo expuesto, allí se está teniendo un mal manejo, llegando a situaciones críticas por la excesiva degradación de la pastura, teniendo que volver a una reforma en tiempos muy cortos, generando costos directos (máquina, semilla) e indirectos (tiempo, costo del diferimiento sobre otras áreas) y así es donde los productores deben entender que no solo dejan de ganar, sino que están perdiendo, señaló el profesional.

Malezas leñosas

En lo referente a las malezas leñosas, le consultamos al ingeniero Rodríguez si todas deben recibir el mismo tratamiento de control.

“Existen diferentes malezas de acuerdo a la zona, tenemos las que se encuentran en la Región Oriental como por ejemplo el sapirangy, jukeri, kurupi ka’y, ñuatî hovy, mientras que en la Región Occidental o Chaco aparecen malezas más espinosas como aromita, algarrobillo, viñal, jukeri, tusca, verdeolivo, labón, caparis, entre otras”.

Forma de corte

Existen malezas leñosas susceptibles y muy duras, y cada tipo de estas malezas tienen diferentes dosis de control. Por regla general se busca cortar las malezas al ras del suelo, hasta 4 dedos de altura máxima, si son muy ramificadas, se debe asegurar de que no sobre ninguna rama que pueda ocasionar su rebrote, una vez eliminadas todas las ramas, se procede inmediatamente a la aplicación del Browser (herbicida específico con colorante) para el control; este se coloca por encima del toco cortado y en la corteza de la planta, este proceso es denominado toconeo, explicó el ingeniero de Campofé.

Duración del sistema de toconeo

En lo referente a cuanto tiempo puede durar un trabajo de control de malezas el Rodríguez mencionó, “Si el trabajo es realizado en forma correcta, y se deja recuperar la pastura y teniendo un buen manejo post aplicación, la limpieza del campo puede durar hasta dos años o más. Cada cierto tiempo se debe monitorear el campo, y si se hallan nuevas plantas, se debe realizar el repaso o mantenimiento correspondiente con el mismo sistema”.

Nosotros como Campofé, nos ocupamos de evaluar el campo, diagnosticar la situación y realizar una recomendación con el presupuesto adecuado a cada situación, de acuerdo al área que requiera la intervención con este tipo de trabajo; este servicio incluye acompañamiento en el inicio, durante y post aplicación para asegurar al cliente la mejor experiencia, ya que es campo debe seguir produciendo”, finalizó el ingeniero Pascual Rodríguez.