Agua y piedras

Silvia Beckers, luego de hacer un curso de paisajismo y jardines en San Pablo con Gustaaf Winters, creó un lago ornamental que complementa al área verde. Es, según ella, el último boom con todo un sistema para que dure 20 años. Posee oxigenación, una bomba de alimentación de agua y circulación en un estanque que mide 4 x 6 metros. “Cabamos, pusimos los materiales con un diseño que incluso posee luces. El lago, tal como sucede en la naturaleza tiene fondo de arena, nada de cemento u otros materiales porque son tóxicos para los peces. Son 32 carpa koi anaranjados y tilapias coloridas”, describe.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/4DIBBS4UE5FVTF3UGKMLNUTJII.jpg

Añade que “le bordean piedras que tienen dibujadas unas líneas rojas; todo es natural porque hay que cuidar el pH del agua, a una profundidad de 70 cm. Su forma ondeada tiene en el extremo plantas cultivadas de banana, guembe, espárragos, bromelias imperiales, iriopes verdes enanos y le rodean cantos rodados. La tierra alrededor posee mantillo con abono, que se riega todos los días. Se les puede agregar plantas acuáticas que ayudan a oxigenar el agua. Silvia apunta que “el peligro de dengue no existe porque tiene un filtro que limpia el agua y los peces comen todo lo que hay allí”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD