Reptiles

El veterinario doctor Richard Vetter comenta que, en su experiencia en la clínica, los reptiles que más comúnmente se requieren como mascotas son las tortugas, entre ellas varias especies nativas como la Chelonoidis chilensis, la Chelonoidis carbonarius y la Kinosternon scorpioides; luego está la Trachemys scripta elegans o Tortuga Florida, que es un animal muy común también en los hogares pero es una especie exótica, originalmente de los EEUU.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/RTYYG7GBBNGX5CP55J2APVPG7I.jpg

Los reptiles requieren ciertos cuidados especiales en la casa. En cuanto a las tortugas, “mientras menos caso se les haga, mejor. Son animales muy tranquilos, solitarios y asustadizos, por lo que les estresa mucho el hecho de estar tocándolos, los ruidos extraños, la presencia de otros animales y cualquier cosa que sea rara para ellos”, apunta el doctor. 

Lagartos y serpientes 

En cuanto a los lagartos y las serpientes “sí, requieren mayores cuidados, dependiendo de cómo se los tenga. Si están en recintos internos hay que atender la temperatura y la humedad, y dar un especial énfasis a la higiene. Si están en exteriores tenemos humedad y temperatura ideales”, explica el experto. Y prosigue comentando que “la alimentación varía mucho entre las especies y, en cuanto a las visitas al veterinario, siempre se recomienda que sea al menos cada seis meses si es que el animal no presenta nada que llame la atención del propietario”.

También recalca el veterinario que “los animales silvestres no son mascotas. Además de eso, cabe mencionar que los reptiles tienen una carga microbiana bien diversa, totalmente normal para ellos, pero potencialmente peligrosa para humanos. Ciertamente no puedo recomendar que niños tengan contacto con estos animales”, enfatiza.

“Los propietarios se asustan cuando uno les dice que tienen salmonella en su sistema digestivo, y te preguntan: ‘¿cómo puedo tratar eso?’, pero es normal en ellos. Si uno va a tenerlos debe lavarse las manos antes y después de manipularlos, y tener en cuenta cuidados básicos, como no darle besos al animal, no entrar en contacto con su materia fecal y, ciertamente, cuidarse de las mordidas. Los reptiles no deben convivir con otras mascotas”, concluye.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.