Esperanza de alivio al drama del puente

Para noviembre próximo se anuncia la terminación de las obras de ampliación en el centro de fronteras de Posadas. Con ello se espera una mejoría en las condiciones del paso entre Encarnación y esta ciudad.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/WCKDJF5C6ZH65HSPCOOXR2JNXE.jpg

Trasponer el puente internacional San Roque González de Santa Cruz, de tres kilómetros de extensión, puede convertirse en una odisea de varias horas. Esto cambiaría sustancialmente a finales de este año, cuando terminen los trabajos de ampliación en el centro de fronteras de Posadas.

De acuerdo con un anuncio hecho por el director ejecutivo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Martín Goerling Lara, para octubre o, a más tardar, noviembre de este año estarán concluidos los trabajos de ampliación del centro de fronteras en lado argentino. 

Las nuevas instalaciones contarán con 20 casillas de control para la salida del país y 18 casillas para el control de entrada de los pasajeros. Además, el lugar de tránsito será más espacioso y tendrá lugares específicos para el paso de transporte colectivo de pasajeros, camiones de carga, entre otros servicios. 

PUBLICIDAD

Las obras de ampliación del centro de frontera, construcción de casillas y el sistema informático de control demandarán una inversión de unos 200 millones de pesos (unos 10 millones de dólares al cambio actual de la moneda argentina), refirió el funcionario. Acotó que se está trabajando en la parte de infraestructura básica, como caminos de acceso, sitios de estacionamiento, ductos para desagüe, instalaciones eléctricas, entre otras, tareas hechas íntegramente por la EBY y que demandarán una inversión de 22 millones de pesos (aproximadamente 1 millón de dólares).

Estas tareas básicas culminarán en mayo y luego la Dirección de Migraciones de Argentina comenzará la construcción de la infraestructura superior. Consiste en casillas de control, oficinas administrativas, equipamiento de seguridad, entre otras tareas.

La frontera entre Encarnación y Posadas se convirtió en el principal punto de entrada y salida de personas de la Argentina con Paraguay, superior incluso que el aeropuerto internacional de Ezeiza, de Buenos Aires.

Según datos de Migraciones Argentina, durante la temporada de vacaciones se registra un movimiento de unas 50.000 personas a través del puente, en unidades de transporte urbano y de larga distancia, vehículos particulares, motocicletas y el tren internacional. 

Esto genera un flujo de pasajeros que por lo general viven momentos dramáticos, particularmente los que cruzan en vehículos particulares, que son obligados a hacer fila por una hora y media hasta cuatro y cinco horas. 

Actualmente existen habilitadas unas ocho casillas para controlar la salida de pasajeros desde Posadas a Encarnación y unas cuatro para el control del ingreso vehicular desde Encarnación a Posadas.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD