Mantener la tradición y calidad

Doña Feliciana de Fariña desde muy joven se dedicó a producir el chipá en Caacupé, lugar donde nació. Posteriormente, en el año 1945, todos los días bien temprano llevaba sus calentitos chipás en la ciudad de Asunción, haciéndose de clientela día a día, creando así una pequeña empresa familiar que fue creciendo con los años.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/YHR2IKZUXBBUVNKMICEJQCNDXU.jpg

Para facilitar la distribución del producto se trasladó a Asunción con su familia y allí fue que se dedicó por completo a la elaboración y venta del chipá, junto con sus hijas, creando la fábrica que llevaba su nombre: Doña Feliciana. Actualmente la empresa se llama Hijas de Feliciana de Fariña S.R.L. 

Hijas de Feliciana se dedica a la producción diaria de todos los tipos de chipá tradicional que se distribuyen en Asunción y alrededores, así como en el interior y en países vecinos. Los tipos de chipás más comercializados por la empresa son: chipá almidón, chipá mestizo, chipá so’o, chipá avati, chipá piru, chipá candói, chipá guasu y sopa paraguaya.

Productos caseros

PUBLICIDAD

Es una empresa que se dedica a fabricar productos caseros y de alta calidad, manteniendo la tradición y las costumbres en relación a la gastronomía del Paraguay.

Valores inculcados

Actualmente cuenta con 20 locales en Asunción y Gran Asunción, todos administrados por familiares directos de Doña Feliciana, cuidando cada detalle y manteniendo la calidad de siempre con los valores y el amor inculcados por ella, a la que siempre recuerdan con muchísimo cariño.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD