Brasil, gigantes de viento

La energía eólica irrumpió con fuerza en Brasil en los últimos años y escaló hasta el octavo puesto del ránking mundial, con una capacidad instalada que se multiplicó por 15 en la última década, se lee en un despacho de Alba Santandreu de la agencia EFE, que fechó en Natal, Brasil, el último fin de semana.

El gigante suramericano pasó de tener un 1 GW de capacidad instalada, en 2010, a 15,1 GW este año, distribuidos en 600 parques eólicos en 12 estados brasileños, según los últimos datos de la Asociación Brasileña de Energía Eólica (ABEEólica).

La energía eólica ganó terreno y actualmente representa el 9,2 % de la matriz eléctrica nacional, por detrás solo de las hidroeléctricas, con el 60,3 %.

A pesar de su sólido avance, esta fuente de energía renovable todavía tiene una amplia ventana de crecimiento en el país, según los especialistas, y se espera que en 2023 haya cerca de 19,4 GW de capacidad eólica instalada, teniendo en cuenta las subastas ya realizadas y los contratos firmados en el mercado libre.

PUBLICIDAD

”Tenemos una perspectiva de crecimiento muy grande. Vemos que la eólica y la solar son las fuentes que más van a crecer en Brasil en los próximos treinta años” , explicó a Efe la presidenta de ABEEólica, Elbia Silva Gannoum.

A pesar de los logros conquistados en los últimos años, gracias a la mejora de la tecnología, la competitividad y las buenas perspectivas de cara al futuro, Silva subrayó que la debilitada situación de la economía de Brasil ha frenado el despegue total del sector al reducir la contratación de energía en las subastas reguladas. Brasil entró en una profunda recesión entre 2015 y 2016.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD