Destacan rápida incorporación de políticas públicas en Paraguay frente al covid-19

El impacto laboral de la crisis por covid-19 en Paraguay ha sido de envergadura debido al confinamiento temprano y riguroso. Se ha detectado movimiento masivo de la población económicamente activa hacia el estado de inactividad. Frente a la pandemia global que ha golpeado duramente al mundo de trabajo, la respuesta de políticas públicas de Paraguay ha sido clave para enfrentar la crisis económica provocada por la pandemia en el contexto de desafíos propios por la alta informalidad laboral y el desarrollo tardío de la institucionalidad laboral, destaca un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) dado a conocer el viernes último. El estudio “Paraguay: Impactos de la covid-19 sobre el mercado de trabajo y la generación de ingresos”, elaborada por la Oficina de la OIT para el Cono Sur de América Latina, analiza los datos disponibles sobre el impacto de la pandemia en el empleo en este país, así como las principales medidas adoptadas para enfrentar esta situación, hasta setiembre último.

info01
info01

El informe destaca que como consecuencia de la crisis, la tasa de ocupación bajó en 4,3 puntos porcentuales entre el segundo trimestre 2019 y el segundo trimestre de 2020 (de 65,9% a 61,6%), con una baja mucho más fuerte entre las mujeres (6,4 puntos porcentuales) que entre los hombres (2,0 puntos porcentuales). Pese a ello, la tasa de desocupación solo aumentó levemente de 7,4% a 7,6% en el mismo periodo, debido al movimiento masivo de la población económicamente activa hacia el estado de “inactividad”, principalmente la inactividad de carácter circunstancial, causada por la pandemia.

A pesar de la alta informalidad en el mercado laboral paraguayo (69,6% de la población ocupada trabajaba en la informalidad en 2019) y el desarrollo tardío de la institucionalidad laboral (con la creación del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social recién en 2014), el informe destaca que la innovadora respuesta de políticas públicas implementada está mostrando resultados alentadores. El análisis señala en particular dos elementos centrales: el diseño e implementación de subsidios (uno para los trabajadores formales cuyos contratos de trabajo fueron suspendidos, y otro para los trabajadores informales), y el impulso de la digitalización de los servicios entregados por las instituciones laborales y de formación profesional, que además, han dado lugar a un crecimiento importante en las capacidades de manejo y análisis de los registros administrativos para el estudio de la situación laboral.

Estas acciones, junto a las fuertes medidas de confinamiento implementadas inicialmente, que lograron contener los contagios y volver a los lugares de trabajo más tempranamente que otros países, habrían sido claves.

En cuanto a los riesgos, el informe señala que además del peligro inherente al reciente aumento en los contagios, hay peligro de carácter institucional, social y macroeconómico que podrían afectar en forma importante al mercado de trabajo. Por esta razón, la nota señala: “continuar profundizando y ampliando las instancias de diálogo social puede resultar relevante a efectos de ampliar la base de consensos para continuar mitigando los efectos de la crisis y establecer las bases para una recuperación sostenida y saludable”. La nota técnica sobre Paraguay forma parte de la serie de OIT: “Panorama laboral en tiempos de la covid-19”, que analiza el impacto de la crisis en el mundo del trabajo en los países de América Latina y el Caribe y las principales medidas que están adoptando los países para hacer frente al fuerte impacto sobre los mercados laborales.

Proteger a trabajadores en el lugar de trabajo

El informe destaca que para proteger a los trabajadores en el lugar de trabajo, se ha contemplado desde el inicio de la crisis sanitaria el fomento de la modalidad de teletrabajo y, posteriormente, el esquema de la llamada “cuarentena inteligente” para un retorno paulatino a los lugares de trabajo. Por un lado, el establecimiento legal de la modalidad de teletrabajo para empresas públicas y privadas durante el período de emergencia (Ley N° 6524, Art. 20) ha sido regulado por la Resolución MTESS 471/2020 del 16 de marzo de 2020 y la Resolución MTESS 598/2020 del 31 de marzo de 2020, respectivamente, promoviendo el uso de dicha modalidad y especificando las obligaciones del empleador. Asimismo, las resoluciones N° 146/2020 y N° 181/2020 de la Secretaría de la Función Pública definen el protocolo de aplicación de la modalidad del teletrabajo en el sector público, como parte de las medidas preventivas ante el riesgo de expansión del covid-19 en los organismos y entidades del estado.

Entre las conclusiones enfatiza el informe en que el impacto laboral de la pandemia en Paraguay ha sido de envergadura debido tanto a los shocks de demanda y oferta que ha provocado el confinamiento temprano y riguroso, como otras medidas de restricción a la movilidad. El contexto de debilidad en las instituciones laborales ha impuesto desafíos adicionales. La respuesta de las políticas públicas ante la crisis ha incluido medidas innovadoras en el contexto institucional paraguayo, como por ejemplo los subsidios –tanto a trabajadores formales como informales–, con resultados relativamente positivos respecto de la contención de la crisis social, la gobernanza, la legitimidad del gobierno, las perspectivas de recuperación económica, el aprendizaje institucional y el impulso a la modernización y digitalización de la gestión pública.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05