Bioenergía en los próximos 5 años

La bioenergía –la energía derivada de los combustibles de origen biológico, como el biodiésel y el bioetanol– encabezará el crecimiento de la energía renovable de aquí a 2023, aseguró la Agencia Internacional de la Energía (AIE), según un despacho de Judith Mora de la agencia española EFE, que fechó el último fin de semana en Londres.

La AIE difundió en Londres un informe en el que predice que en los próximos cinco años la energía renovable continuará su expansión, hasta representar un 40% del crecimiento global del consumo energético.

Renovables 2018

Según “Renovables 2018”, el uso de energías renovables, más seguras para el medio ambiente que las de combustible fósil como el petróleo, crecerá sobre todo en el sector de la electricidad, y se calcula que en 2023 representarán un tercio de la generación eléctrica global.

PUBLICIDAD

Debido a un menor apoyo institucional, la energía renovable se expandirá a un menor ritmo en los sectores del transporte y de calefacción, indica la Agencia.

En el sector de generación eléctrica, aunque suben también la energía solar y la eólica, la bioenergía se prevé como la fuente más importante, dado que está más implantada en los complicados sectores de transporte y calentamiento.

“Gran potencial”

“La bioenergía moderna tiene un gran potencial de futuro crecimiento. Sin embargo, es esencial que se apliquen las políticas adecuadas y estrictas regulaciones para asegurar la sostenibilidad”, señala en un comunicado el director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol.

Según los grupos ecologistas, los riesgos de la bioenergía, basada en combustibles obtenidos de las plantas y sus derivados, se vinculan con el desplazamiento que puede producirse de cultivos hoy utilizados a producir alimentos y con un posible encarecimiento de esos cultivos, lo que afectaría a la seguridad alimentaria.

Presión sobre ecosistemas

Además, se teme que aumente la presión para extender los cultivos a ecosistemas frágiles o hacia montes y selvas, a fin de incrementar la producción de vegetales susceptibles de ser transformados en combustible, como cereales y azúcares.

Según el informe “Renovables 2018” de la Agencia Internacional de Energía, el uso de energías renovables, más seguras para el medio ambiente que las del combustible fósil como el petróleo, crecerá sobre todo en el sector de la energía eléctrica, y se calcula que en el 2023 representarán un tercio de la generación eléctrica en el planeta, añade la agencia española de noticias.

40%

La AIE, en un informe que divulgó en la capital británica, vaticina que la bionergía representará en los próximo cinco años el 40% del consumo energético.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD