Asunción vertical

Con numerosos edificios que se erigen en distintos barrios residenciales de Asunción, la capital del país va hacia arriba, para dar respuesta a un importante segmento de la población que demanda soluciones habitacionales.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/6V576FL7PFG3TMKWYWMJ5QVZ2M.jpg

Paraguay sufre un retraso habitacional en todos los segmentos: niveles bajos, medios y altos. Desde hace unos años el sector privado desarrolla proyectos edilicios para satisfacer la demanda de los sectores medio y alto; el desarrollo del segmento bajo es más bien visto como una responsabilidad del Estado, con financiamientos y otros mecanismos.

“Dentro del sector medio y alto, el mercado inmobiliario tiene un potencial inmenso por el retraso habitacional que tiene el Paraguay. Faltan viviendas, se ha dejado de construir durante muchos años y hay una necesidad por el aumento natural de la población. Además, vienen buenos años económicamente hablando, especialmente este, en el que tenemos un crecimiento alto”, analiza el empresario de entretenimientos, hoy en el negocio inmobiliario, Javier Bernardes Banti, de Bernardes González SA.

Desde su óptica, todo lo mencionado genera mayor poder adquisitivo para acceder a una vivienda, que hay que saber aprovechar.

Su empresa es una desarrolladora de proyectos inmobiliarios compuesta también por Alcides González Montanaro, de González Giménez y Compañía. Ambos hacían negocios inmobiliarios por cuenta propia, hasta que decidieron juntarse hace tres años para emprender algo de mayor envergadura.

Entre los compradores de las edificaciones desde hace por lo menos cinco años hay quienes buscan un departamento como una inversión en ladrillo, en lugar de poner plata en los bancos. “Nuestros clientes son inversionistas que tienen ganas de asegurar sus activos y darle una plusvalía a la propiedad, porque el crecimiento del sector inmobiliario y la economía suben también los bienes, por lo que la persona puede comprar en algunos casos para alquilar o directamente para satisfacer esa necesidad de vivienda propia”, indica Bernardes.

Los edificios que Bernardes González SA hasta ahora construyó son: Las Mercedes, San Cosme y Dominicana. Actualmente construyen Concordia, Motta y Balkonia. Son edificios de departamentos con uno y dos dormitorios que fueron pensados para recién casados o solteros. “Es un mercado ávido de un tipo de producto como el que nosotros estamos haciendo: departamentos con costos accesibles y de expensas bajas. Esos edificios están dirigidos a ese segmento, excepto Balkonia, que tiene un perfil más alto”, explica.

La desarrolladora emplea el fideicomiso como formato para hacer negocios. En este caso, el administrador es el Banco Familiar y fue utilizado para el edificio Balkonia. “El fideicomiso es la garantía de que el edificio se va a construir y terminar en tiempo”, acota.

Balkonia es un edificio estratégicamente ubicado entre el centro cívico y el comercial; cuenta con tres bloques, más de 3.000 m2 de áreas verdes, tres torres y 48 departamentos. “Hicimos un estudio de mercado para saber cuál sería el mejor producto y también un concurso de arquitectos y de constructores. Así llegamos a un producto que reúne todas las necesidades y requisitos que una familia tipo de Paraguay o Asunción quiere hoy para vivir”, recuerda.

Los precios de los departamentos parten desde G. 750 millones y van hasta G. 1.700 millones, en tanto que la inversión para su construcción será de G. 35.000 millones (USD 8,7 millones).

Zona top

Paraguay Development SRL es otro desarrollador de edificios. The One es uno de sus emprendimientos y está ubicado en la cotizada avenida Santa Teresa, a 100 m de la avenida Aviadores del Chaco. Contará con 21 pisos y dos subsuelos especialmente diseñados para cocheras, y a la fecha vendieron el 90% de las unidades. “La ubicación tiene un valor singular por su cercanía con el Shopping del Sol, supermercados, restaurantes, hoteles, colegios prestigiosos y el nuevo eje corporativo en la avenida Aviadores del Chaco, que se fortalecerá con la terminación del World Trade Center, aportando al crecimiento urbano de edificios de altura de la avenida Santa Teresa, un diseño novedoso y moderno”, explica Jony Fleischman, gerente de operaciones y desarrollo de la Paraguay Development.

Cuenta que entre sus amenities y servicios singulares contará con piscina, parrilleros, salón de usos múltiples y gimnasio, todos estos ambientes con vista panorámica a la ciudad en los dos últimos pisos de la edificación. Además, el mismo estará equipado con laundry, grupo electrógeno para áreas comunes y servicio de mantenimiento básico. Para quien lo desee, contará con servicio opcional de mucamas.

Aparte de cámaras de seguridad en todas las áreas sensibles del edificio, tendrá seguridad privada durante las 24 horas, resalta Fleischman, sabiendo que una de las mayores ventajas de un edificio en altura es precisamente su seguridad.

El interiorismo de The One fue diseñado por el estudio paraguayo Bauen, que junto a la firma Gómez Abente son los responsables de la construcción del complejo.

The One ofrece apartamentos desde 41 m2 tipo estudio, con uno y dos dormitorios, incluso unidades con tres dormitorios de 119 m2 propios.

El grupo inversor está compuesto por empresarios paraguayos, argentinos y uruguayos con amplia experiencia en el rubro y se estima que la entrega de la obra será a fines de 2014.

La misma desarrolladora también construye el edificio The Tower, que según Fleischman consolida a la avenida Santa Teresa como el eje de edificios premium de Asunción. Esta torre de 28 pisos y dos subsuelos de cocheras fue diseñada por uno de los estudios de arquitectura más prestigiosos y premiados de América Latina: el Estudio de Mario Roberto Álvarez, con la colaboración del estudio local Bauen. “Tiene 10 ascensores, entrada de doble altura, piscina semiolímpica, business center y sala de reuniones, sauna, parrillas con vista a Asunción en el piso 29, salones de usos múltiples con parrilleros, play room y sectores de juego al aire libre para chicos, seguridad las 24 horas y grupo electrógeno para áreas comunes.

The Tower ofrece unidades de dos, tres y cuatro dormitorios, todos con balcón y parrillero construidos con materiales de primera calidad, incluyendo losa radiante eléctrica en dormitorios y baños.

A la fecha ya está vendido más de 40 % del total de unidades disponibles. Los desarrolladores calculan que la obra comenzará en el último trimestre de 2013 y que su ejecución implicará 30 meses. El precio promedio por metro cuadrado en ambos proyectos de Paraguay Development SA es de USD 2.000.

En pleno auge

Para Alfredo Heraso, gerente general del Grupo Barcelona, el mercado inmobiliario en general y el residencial, en particular, está en pleno auge, por lo que la diferenciación de la competencia es lo que determinará el éxito del proyecto.

Este grupo está inmerso en el desarrollo de Torres Mirador, que consiste en la construcción de dos torres de departamentos de 22 y 20 plantas en la avenida Santísima Trinidad esquina Capellanes del Ejército, en el cotizado barrio Mburucuyá.

El proyecto propone modernas y funcionales viviendas con uno, dos y tres dormitorios, en una ubicación privilegiada y a un precio accesible (entre USD 115.000 y USD 218.000) que incluyen múltiples amenities (piscina, salas de fiestas con quincho, gimnasio, play ground para niños) en un entorno seguro y confortable.

Buscando esa diferenciación, este grupo pone énfasis en conocer las necesidades del mercado y entender lo que el público objetivo demanda. “Nuestros emprendimientos nacen de intensivos estudios de mercado y entrevistas con clientes potenciales”, garantiza.

“A la hora de proyectar, si bien tratamos de aplicar un diseño moderno y funcional de nivel internacional, consideramos que no debemos perder la idiosincrasia paraguaya en función de los materiales y de las condiciones climáticas de los que aquí se disponen. Por eso en nuestros proyectos trabajan codo a codo profesionales paraguayos e internacionales”, refiere.

Según Heraso, un problema que encuentran los compradores es que, una vez que el desarrollador termina el proyecto, desaparece de escena. “En el Grupo Barcelona ofrecemos una garantía de un año en los departamentos ante un eventual reclamo y durante ese tiempo nos comprometemos a administrar nuestros emprendimientos”, apunta.

A la hora de comercializar, la empresa se mostró muy activa. “Además de utilizar una caseta de ventas y un show room en la propia obra, invertimos fuertemente en el desarrollo de material comercial (folletos, maqueta, animación en 3D, cartelería) y apostamos por la inversión web y en redes sociales”, afirma.

La Torre 1 del proyecto va a un ritmo de ventas acelerado. “Comenzamos la comercialización el pasado mes de noviembre y, a mayo, el 75 % se encuentra vendido. Estamos más que satisfechos de la receptividad que ha suscitado”, señala.

El sistema de pago del Grupo Barcelona también fue innovador: a la firma del contrato de compraventa se entrega el 5 % del precio total del departamento. Posteriormente, la propia desarrolladora financia el 20 % adicional del precio en 24 cuotas sin intereses, que es el tiempo estimado de las obras. El 75 % restante se entrega en el momento de la firma de la escritura pública y entrega de llaves del departamento. La obra estaría concluida en 2015.

El grupo arrancó sus negocios en Paraguay en el año 2008 mediante la constitución de Ofrecimientos Inmobiliarios SA, cuyo primer proyecto fue la ejecución del Edificio Barcelona. Tras esta exitosa experiencia, la sociedad Latgroup SA se incorporó al grupo en el año 2011, encargada de desarrollar un nuevo proyecto denominado Torres Mirador. Recientemente, el grupo decidió crear su propia constructora mediante la alianza con NABE SA. Así nace, en el año 2012, BCN Construcciones, con la intención de aprovechar la estructura y experiencia local de NABE y tratando de incorporar a los procesos productivos materiales y tecnología traídos de afuera.

“Nuestros clientes son inversionistas que tienen ganas de asegurar sus activos y darle una plusvalía a la propiedad, porque el crecimiento del sector inmobiliario y la economía suben también los bienes, por lo que la persona puede comprar en algunos casos para alquilar o directamente para satisfacer esa necesidad de vivienda propia”. (Javier Bernardes, de Bernardes González SA).

"El mercado inmobiliario en general y el residencial en particular está en pleno auge por lo que la diferenciación de la competencia es lo que determinará el éxito del proyecto". (Alfredo Heraso, gerente general del Grupo Barcelona).

silvana.bogarin@abc.com.py

nperez@abc.com.py