La canasta básica familiar (1)

La canasta básica de alimentos (CBA) cumple un papel importante en la satisfacción de las necesidades esenciales de consumo de la familia. Además, es uno de los elementos fundamentales para determinar los niveles de pobreza de un país.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/RNTFYBYSXFHX3GTZ7OTK4SKMJY.jpg

Tiene una gran importancia porque representa los bienes y servicios mínimos que requiere toda familia para subsistir en condiciones mínimas de calidad de vida.

¿Qué es?

La CBA puede definirse como un conjunto de bienes y servicios indispensables para que una familia satisfaga sus necesidades básicas de consumo a partir de su ingreso.

¿Qué contiene?

Alimentos con los requerimientos calóricos mínimos para asegurar la subsistencia del individuo. Si el ingreso per cápita (por individuo) mensual del hogar no alcanza a cubrir el costo de una canasta alimentaria, entonces las personas que componen ese hogar se consideran indigentes. La línea de pobreza se obtiene duplicando el valor de una canasta mínima en el caso urbano.

¿Para qué sirve?

El valor de esta canasta muestra el costo de satisfacción de las necesidades esenciales y, en consecuencia, sirve para determinar las líneas de pobreza. Su composición, además de cubrir dichas necesidades, debe reflejar los gustos y preferencias alimenticias predominantes en el país, en concordancia con la oferta de alimentos y precios relativos vigentes.

Origen

La primera canasta básica del mundo fue elaborada en 1902 por el químico inglés Seebohm Rowntree y los productos se limitaban a necesidades físicas; solo incluían alimentos. Años después, otros investigadores añadieron otros aspectos, como esparcimiento, cultura y educación, entre otros, dado que aparecen o desaparecen algunos de sus componentes, debido a cambios tecnológicos, aparición de bienes y servicios, mejora en sus atributos físicos, o bien a la evolución del ingreso familiar y los cambios en los hábitos de consumo.

Actualmente, las canastas consideran tanto los gastos en alimentos como los de vivienda, vestimenta, mobiliario, equipamiento, educación, transporte y diversos conceptos adicionales.

Los alimentos seleccionados para la CBA deben ser de uso común, bajo costo y mantener las combinaciones usualmente empleadas por la población, es decir, que respondan a los hábitos, la lógica y a bases científicas.

Fuente

Rodríguez Carrillo, Silvia M. (2010). Formación ética y ciudadana. 7. º grado. Asunción: Vazpi SRL.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.