La fuerza del vapor

Un motor es una máquina que transforma un tipo determinado de energía en fuerza mecánica que se utiliza para mover otras máquinas.

Las máquinas de vapor son los primeros motores de combustión inventados. Se los conoce como motores de combustión externa porque el combustible que utilizan para obtener energía se produce en una caldera.



La máquina de vapor puede considerarse uno de los mayores triunfos de la tecnología al permitir al hombre el aprovechamiento de la energía producida por un combustible para generar movimiento, aparecieron las industrias modernas, utilizadas para la producción y manejadas por obreros adiestrados.

Las primera máquinas que utilizaron en las minas con frecuencia explotaban lo que hacía que los trabajos se paralizaran. En 1769 el ingeniero británico James Watt ideó un dispositivo que permitía convertir el movimiento alternativo del émbolo de la máquina en movimiento rotatorio.

La turbina de vapor es otro tipo de motor de combustión externa, utiliza el vapor de agua que al chocar contra las paletas del rotor de la turbina hace girar una rueda. Presenta muchas ventajas: es más rápida, su velocidad puede regularse más fácilmente, consume menos vapor y gracias a su gran simplicidad es más fácil de construir y de hacer funcionar.

Una de las primeras aplicaciones de la máquina de vapor fue en la locomotora, impulsada por la energía de una caldera de vapor.

El ingeniero George Stephenson comprendió la importancia de este medio de transporte y estableció en 1823 los primeros talleres destinados a su construcción.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD