Los cambios biológicos

Entre los 11 y 12 años, e incluso antes, comienzan a manifestarse los primeros signos de que algo está cambiando en la vida de los niños, el desarrollo hormonal comienza su nuevo proceso. ¿Será una nueva etapa?

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XA3HT4JSEVGGRGN4GM7TGETFCY.jpg

Para tener una idea del tema, a las niñas les crecen los pechos, el vello del pubis, de las axilas y de las piernas, comienzan a menstruar y a pensar insistentemente en el sexo.

Los varones empiezan a modificar la voz, que se torna más grave, desarrollan vello en el pubis y en las piernas, y suelen ser acosados por un deseo pertinaz que no es otra cosa que la manifestación de una revolución hormonal que está teniendo lugar en su interior y que, de tan intensa, origina también signos exteriores.

El adulto que no pueda visualizar lo que significan estos cambios, o que haya olvidado el impacto que le produjeron en su momento, puede hacer un ejercicio de imaginación que, seguramente, le dará la clave para entender lo que sucede.

PUBLICIDAD

Debe imaginar que se mira de buenas a primeras al espejo y tiene un rostro irreconocible, un rostro que no puede identificar con el suyo y que lo llena de incertidumbre. ¿Quién soy? será la pregunta que surja de inmediato y, de allí en más, dedicara mucho tiempo a cavilar sobre la identidad.

El adolescente sufre una crisis de identidad y muchas otras crisis paralelas que es preciso conocer para poder ayudarlo.

. Sufre una crisis hormonal que consiste en que el cuerpo de niño con el que estaba familiarizado comienza a transformarse sin pedirle permiso. Experimenta sensaciones desconocidas. A veces, cuando tiene poca información sobre lo que le sucede o se mueve en un medio indiferente o represivo, se siente culpable.

. Sufre una crisis de identidad. El espejo ya no le devuelve la imagen de niño con la que estaba tan familiarizado.

. Comienza a proyectarse hacia el futuro, a pensar qué quiere para su vida y, la mayoría de las veces, elabora fantasías omnipotentes sobre su destino.

. Suele sentirse víctima de la hostilidad de los adultos.

. Comienza a elaborar valores éticos y morales. Es la época de los grandes sentimientos, como el de la amistad incondicional, que suele adquirir en el adolescente ribetes épicos.

. Se convierte en centro de su propio universo y precisa que le hablen de él, de cómo es percibido por los demás, de cuáles son sus atributos. En suma, necesitan que le digan quién es y que lo hagan de una manera elogiosa.

Recuerda

Hacerle sentir al adolescente que, más allá de los cambios que puedan operarse en él y en el mundo que lo rodea, una cosa permanece inmutable: el afecto de la gente que lo quiere. Por supuesto, en primer lugar, el afecto de los padres, pero también el de los maestros, los abuelos y otros familiares, los amigos de la familia y sus propios amigos.

Actividad.

. Observa a tus hijos adolescentes y distingue cuál de las características citadas se dan en ellos de manera a entenderlos, comprenderlos y apoyarlos.

Fuente

Cómo estimular al adolescente de hoy. Beatriz Goldberg. Bs. As. 2007.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD