Reseña de nuestra polka paraguaya

SU ORIGEN: Probablemente desde la época de la conquista y evangelización de los nativos comenzaron a divulgarse canciones y danzas españolas, las cuales, con el correr el tiempo, fueron transformándose en un cancionero típico de 6/8. La jota (música española) sería tal vez uno de los elementos básicos que formó nuestra actual polka, pues en el acompañamiento de la jota es característico el uso del llamado “canto de las bordonas”, tan común en nuestra polka.

ORIGEN DE SU NOMBRE: En 1830 se crea en Bohemia (Checoslovaquia) una danza con ritmo binario denominada polka que luego, hacia el año 1845, se extendió en la Cuenca del Río de la Plata.

Ante la popularidad de esta danza, nuestro pueblo adoptó ese nombre y es así que nuestra polka tiene origen extranjero.

Se hicieron varios intentos por reemplazar este nombre por saraki (travieso), techaga’u (añoranza), kyre’y (alegre), etc., pero sin lograrlo porque el nombre polka era muy simpático para el pueblo paraguayo y además resultaba difícil para los extranjeros la pronunciación de los términos en guaraní.

¿Cuándo nació nuestra polka? Es imposible precisar la fecha exacta, pero se sabe que el 27 de noviembre de 1858 el periódico “El Paraguayo Independiente”(semanario) cita en sus páginas que el pueblo paraguayo bailó por primera vez su polka. En esa ocasión se inauguraba la casa de Venancio López, la que después se convirtió en el Hotel Palace.

Podemos afirmar que el pueblo paraguayo tiene su polka desde esa fecha.

SU RITMO: Es de 6/8 como todos los ritmos sudamericanos pero hay una diferencia, posee simultaneidad de ritmos, que quiere decir dos tiempos en la melodía y tres tiempos en el acompañamiento, lo que recibe por nombre polirritmia simultánea.

En la siguiente entrega aprenderemos más sobre nuestra polka.
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD