85 años de la Iglesia Bautista Eslava

FRAM, Itapúa (De nuestra redacción regional). Hace 85 años un puñado de familias de inmigrantes bielorrusos y polacos fundó la primera Iglesia Bautista Eslava en el Paraguay.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/YYHXICSVXJDUXEIYXDCY2E3TKI.jpg

Andrés Prokopchuk, miembro fundador de la iglesia, con 103 años de edad, envió saludos y relató el hecho a los presentes a través de una comunicación telefónica desde Sacramento, EE.UU., donde reside actualmente.

Llegaron a Paraguay más de 20.000 inmigrantes eslavos (bielorrusos, ucranianos y polacos) que se establecieron en las selvas del sur y crearon prósperas colonias agrícolas. Si bien la gran mayoría de estos eran de confesión ortodoxa y católica de rito griego, también llegaron evangélicos bautistas, pentecostales, apostólicos, hermanos libres, evangélicos cristianos y otros.

El 16 de noviembre de 1930 las familias Kobak, Prokopchuk, Lewchuk, Sidoruk, Sczepanski, Jomiczz, Szumowski, Stankievich, Kuszcuk y Szpakovicz, que sumaban 23 miembros de las iglesias bautistas de Brest y Kobrin, Bielorrusia, se reunieron en la casa de Iavok Prokopchuk, de la colonia Fram, y fundaron la iglesia que denominaron “Cristiana Evangélica y Bautista” y, según el acta constitutiva, la misma pertenecería a la “Unión de Iglesias de Brest, Polonia”.

El cargo de rukovodiaschii (encargado) recayó en Timofei Kobak. Así, la primera iglesia bautista de colonos eslavos celebró el domingo 22 de noviembre del 2015 el 85 aniversario de su fundación con un culto de acción de gracias. La Iglesia Bautista Eslava tiene su origen en la iglesia alemana de Hamburgo y las “Cristianas Evangélicas” fueron fundadas por Iván Projanov, un intelectual ruso, escritor y poeta.

En Paraguay existen más de 10 iglesias bautistas eslavas. Desde los años 80 sus cultos se realizan en español.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.