Falta de ruta frena proyecto turístico

El retraso en el empedrado de una vía de 16 kilómetros frena el desarrollo turístico en Nueva Alborada. La obra debe ser financiada por la Entidad Binacional Yacyretá en compensación por el terreno inundado por la represa.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/G6HDGBN7B5B2RITAH76A2P5JAI.jpg

NUEVA ALBORADA, Itapúa (De nuestra redacción regional). La demora para iniciar el empedrado de una vía de 16 kilómetros que conecta al Puerto Paraíso de este distrito con las ciudades de San Ignacio Mini (Argentina), Santísima Trinidad y Jesús de Tavarangüe, frena un auspicioso proyecto turístico que beneficiará a estas localidades. El plan de construcción ya fue aprobado, pero falta el desembolso del dinero por la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) para que se inicien los trabajos, explicó el intendente local, Orlando Salinas (PLRA).

Salinas agregó que el tema es tratado directamente con el director paraguayo de la EBY, Enrique Cáceres.

En el sitio se debe empedrar un trayecto de 16 kilómetros, que parte desde Puerto Paraíso y conecta el centro urbano de Nueva Alborada con el vecino distrito de Trinidad. En el sector de acceso al puerto hay un tramo de 1.000 metros, donde se debe hacer un nuevo trazado para acortar la distancia que existe desde el camino vecinal hasta la orilla del río, añadió el jefe comunal.

PUBLICIDAD

También está en curso un pedido del municipio para la habilitación de una oficina de la Dirección Nacional de Aduanas y de la Dirección Nacional de Migraciones. Con esto se tendrá habilitado el puerto con todas las formalidades que se exigen para el tráfico internacional turístico.

Frente a Nueva Alborada está la ciudad de San Ignacio Mini, donde existen importantes atractivos turísticos. Entre ellas están las reducciones jesuíticas guaraníes, legado histórico que se extiende a las ciudades de Santísima Trinidad y Jesús, en un radio menor a los 100 kilómetros de distancia.

El objetivo es crear un circuito turístico internacional que facilite el desplazamiento de visitantes de otras latitudes, quienes gustan de sitios de gran belleza paisajística, como las que se pueden apreciar en esta zona. A las reducciones se suma el majestuoso río Paraná, que corre entre serranías y montes de singular belleza.

Una ruta que acorte distancia-alternativa a la vía de paso a través del puente internacional Encarnación-Posadas-permitirá desarrollar todo un esquema comercial a través de la oferta de servicios, hostelería, transporte, que se generará en torno al turismo, explicó Salinas.

Con ese objetivo, la Comuna adquirió un catamarán para ofrecer el servicio de cruce del río y paseos a través del Paraná. La nave costó G. 170 millones, de los cuales un 80 por ciento fue cubierto con fondos proporcionados por la EBY y el resto con recursos propios de la Municipalidad.

“Necesitamos imperiosamente la ruta que conecte Puerto Paraíso, es de vital importancia para el éxito del proyecto”, dijo Salinas.

Argentina no remesa fondos

La delegación financiera local de la EBY comunicó que el inconveniente que no permite iniciar los trabajos es que la Argentina no remesa los fondos que debe. Tiene una acumulación de al menos 100 millones de dólares pendientes, explicó.

Existen proyectos aprobados, como la obra ya adjudicada del tramo 1 del ferrocarril de Encarnación, que no se pueden iniciar porque no hay recursos ni siquiera para pagar el anticipo. “Este año Argentina no hizo remesas, apenas si tenemos para pagar salarios de los funcionarios y esto ni siquiera depende del nuevo gobierno, sino del humor del gobierno argentino”, dijo el Abog. Luis María Careaga, delegado financiero de la EBY en la capital de Itapúa.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD