Origen de la población de Fram está ligado a la inmigración eslava al país

La ciudad de Fram es una antigua colonia que dependía administrativamente de Carmen del Paraná. Su origen está muy ligado a la inmigración eslava a nuestro país, a inicios del siglo XX. Se originó en una parcela de 68.000 hectáreas adquirida en 1928 por el ciudadano noruego Pedro Cristophersen para destinarla a la extracción de madera.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/2EKKL2DE6ZBWXMMX7IL55E2RBQ.jpg

En 1935, en coincidencia con la masiva llegada de inmigrantes de Europa del Este a esta parte de América, principalmente ucranianos y polacos, Pedro Cristophersen crea la empresa colonizadora “Fram”, palabra que en noruego significa “adelante”, con lo que se inicia la población organizada de una nueva colonia.

El administrador de la colonizadora fue Mateo Sánchez, quien se convertiría en toda una personalidad en la nueva comunidad y actor principalísimo en la conformación del nuevo distrito.

En 1954, la colonizadora determina un lugar en la zona para destinarlo a centro urbano y se elabora un plano para la urbanización del asentamiento, que fue presentado al Congreso Nacional con el pedido de creación de un nuevo municipio.

PUBLICIDAD

El 28 de agosto de 1956, el Congreso aprueba el pedido y sanciona la Ley N° 379/56, por la cual la colonia es elevada a la categoría de distrito. Nacía así una nueva ciudad caracterizada por ese sello de origen, que es la planificación y el orden.

Hoy, Fram es una coqueta ciudad, organizada, que trabaja cada día por mejorar su configuración urbana.
La localidad, ubicada en el sur de Itapúa es cosmopolita, donde conviven descendientes de ucranianos, polacos, rusos, japones, alemanes y una importante población de paraguayos nativos.

Su ubicación, como “bisagra” entre las rutas I y VI, a través de la Ruta Graneros del Sur Paraguay-Japón, lo colocan en una posición de privilegio para su desarrollo económico, al punto de constituirse en una de las zonas productivas agrícolas de referencia de Itapúa.

PUBLICIDAD

Fram experimentó importantes avances en los últimos años a raíz de la participación de sus pobladores en la resolución de los problemas comunitarios. Hoy, el distrito se ha convertido en un polo de desarrollo nacional, siendo un modelo de trabajo comunitario y de autogestión.

Se destaca, asimismo, la hermosa iglesia ortodoxa de esta progresista ciudad.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD