Refuerzan estructura del molino y silo San José de Encarnación

Con fondos de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), una empresa especializada en restauración y refuerzo de estructuras realiza el trabajo de restauración del molino, el silo San José y la exchimenea de La Fabril Paraguaya SA, tres íconos de Encarnación.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/TREZJ7GQUZHW7DEH23MM3JEFQU.jpg

ENCARNACIÓN (De nuestra redacción regional). Tras una larga espera, la empresa Propaco SA, subcontratista del Consorcio Paraguayo Costero, comenzó a cimentar el molino harinero San José. La consolidación de su base se inició con el refulado, tarea consistente en la extracción de arena del río que se deposita en la base del edificio de manera a secar el lugar.

“Este es el primer paso y se necesita rellenar los cuatro metros del pozo donde están los cimientos del molino, que se encontraban llenos de agua. Una vez que se realice el refuerzo de estructura, se procederá a la limpieza de la fachada, el cambio de los ladrillos rotos, marcos de puertas, ventanas y techo”, dijo el Arq. Ricardo Montiel, de la empresa Propaco SA, cuyo titular es el Ing. Paulo Yugovich.

Posteriormente, la misma tarea se concretará en el silo. Según estimaciones de Montiel, los trabajos finalizarían en marzo del próximo año.

“En la chimenea de la exfabril, más que nada se está realizando la restauración, el sellado de las fisuras y cambio de ladrillos. Se prevé concluir a fines de noviembre”, explicó Melgarejo. “También vamos a agregarle algunos anillos para mantener firme la estructura”, concluyó el profesional.

Un informe técnico elaborado por la EBY, tiempo atrás, indicaba que las estructuras del molino y el silo, únicos edificios históricos que quedan en Encarnación, estaban seriamente dañadas por el paso del tiempo y el agua. Con los trabajos de relleno de la antigua Zona Baja, para evitar que las aguas del embalse inundaran gran parte de la ciudad, las construcciones quedaron en una fosa.

Ambos edificios –declarados patrimonio histórico de la ciudad por resolución municipal– formaban parte de un sistema de producción y transporte de granos, que una vez industrializados eran exportados a través del ferrocarril. En el transcurso del siglo pasado tuvieron una activa participación en la economía local y nacional a través de la industrialización y posterior exportación del trigo a la región.