Aires de first lady

Para su estreno en la escena política al lado de su marido, siguió al pie de la letra el manual de la first lady y lo logró: captó la atención de la prensa rosa nacional y extranjera. Hoy la comparan hasta con la reina Letizia y sostienen que hasta dejó boquiabierto al mismísimo Vladimir Putin.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/IIBRVJYZM5A4FGOLVEBG3LHCTY.jpg

“La primera dama del Paraguay dejó (literalmente) con la boca abierta a Vladimir Putin en la inauguración del Mundial de Rusia”, así reza parte de un artículo publicado en la sección Gente y Estilo del diario español ABC, en referencia a Silvana López Moreira Bo de Abdo (44), esposa del recientemente investido presidente Mario Abdo Benítez (46).

Emulando el estilo Jackie O. mezclado con el de Michelle Obama, la primera dama paraguaya –madre de Félix (24), Sebastián (22), Victoria (21), de su matrimonio anterior, y Mauricio (12), del actual– deslumbró en su primera aparición pública en ese carácter, acompañando a su esposo con un dos piezas color hueso diseñado por Florencia Soerensen.

Silvana, primero, amor de adolescencia y segunda esposa después del presidente, sostuvo la Biblia sobre la cual juró su marido vestida con un tapado de líneas simples, zapatos y guantes al tono. Para los saludos protocolares, dejó ver un vestido de ñandutí de hilos finos, look que mantuvo en el almuerzo privado y el posterior desfile militar sobre la avda. Mariscal López.

Aunque otros medios extranjeros la compararon con la mismísima reina Letizia, Silvana tuvo dos aciertos de tres en la elección de sus prendas para ese día. Todo iba bien hasta que en las redes sociales se deslizaron fotografías de su look en la cena privada. Craso error fue ese vestido color mostaza con guantes negros, que contrastó con la sobriedad y elegancia que precedieron a su vestimenta del día.

Sin embargo, eso no parece importarle mucho a la platea masculina, ya que no tiene reparo en admirar su belleza, tal como recoge también la noticia internacional.

Más allá del look y las buenas costumbres estilísticas, ahora resta ver si la misma dedicación y detalles a su vestimenta se aplicarán a su trabajo desde el despacho de la primera dama.

mescurra@abc.com.py

Fotos: Gustavo Machado, Agencia AFP

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05