Sin atenuantes

Inspirada en historias verídicas, recogidas a lo largo de los años durante sus constantes viajes alrededor del mundo, la autora y actriz belga Pascale Lora Schyns (51) arribó a nuestro país a efectos de dar a conocer su más reciente producción literaria. Se trata de Las circunstancias atenuantes, pieza en la cual la novelista relata la tortuosa existencia de sus congéneres oprimidas por la violencia de género.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/PZWGITHBBZHYTMDFXTYVIAGGXE.jpg

Si bien la valía de su pluma se exteriorizó siendo aún una jovencita, no fue sino tras su paso por un concurso –del cual participó con sus poemas y adquirió notoriedad– que publicó su primera obra, apenas ocho años atrás.

Seducida por el ámbito poético y culto, estudió Filosofía y Literatura inglesa, holandesa y alemana en la Université de Liège, en Bélgica, para posteriormente instruirse en Dirección Teatral en el Cours Florent de París y el otrora Actors' Studio de Roma. Ejerce el periodismo, dedicándose además a la traducción, al tiempo de conformar el cuerpo de miembros de la Asociación Real de los Escritores Belgas.

Con 13 textos en su haber –ensayos, novelas y poemarios–, Pascale Lora tomó contacto con la terrible vida de mujeres, distribuidas a lo largo y ancho de las distintas latitudes, sometidas a la agresión y violencia de género.

Introducida en el mercado editorial francés en octubre pasado, Las circunstancias atenuantes llega a las librerías del Paraguay apuntando a servir como herramienta de contención a aquellas que, día tras día, son avasalladas por la intimidación.

PUBLICIDAD

¿Cómo describir el contenido de este material de lectura?

Es la historia de una mujer constantemente maltratada que, sin embargo, y pese a todo, siempre encuentra un argumento para justificar el comportamiento de su agresor. Pero llega a un punto en el que toma consciencia de lo que realmente ocurre con su vida y decide salir de esa situación. Mi objetivo es que las mujeres perciban la problemática de la violencia de género con franqueza y caigan en la cuenta de que sí es posible alejarse de hombres golpeadores; no es sencillo, pero se puede. Las circunstancias atenuantes es una pieza creada para recitarla en el teatro, bajo la interpretación de una actriz. Las puestas subidas a escena en Asunción no fueron presentaciones habituales, sino una dramatización.

¿A partir de qué se dio tu involucramiento en la violencia de género?

Fui interiorizándome en el tema hace dos años, mientras recababa datos para Estropeada, título de mi autoría que tomó forma a raíz de entrevistas que realicé a mujeres de diversas partes del mundo, quienes padecían de violencia por cuestiones de guerra, cultura o religión. Siguiéndoles el rastro alrededor de los cinco continentes, también conocí historias fantásticas de personas que sufrían la violencia de género y familiar, y me interesé bastante en esa problemática. Hablando con estas, me percaté de que casi todas buscaban excusas para defender a su maltratador. Incluso, una de ellas me dijo un día: “Sí, me pega, pero eso es lo normal”. Ese pensamiento me llamó mucho la atención y es lo que me movió a empezar a escribir Las circunstancias atenuantes.

PUBLICIDAD

¿Qué te resultó lo más llamativo durante esas conversaciones?

En muchos países, en lugar de sentirse víctimas y denunciar el hecho, ellas experimentan culpabilidad. Con ese tipo de valoración personal, tal vez nunca puedan salir a flote, porque no buscan solución o escape a su condición; sobrellevan con tanta naturalidad ser golpeadas que no se consideran víctimas.

¿Cómo ves la violencia de género en el Paraguay?

Este libro llega en un buen momento, ya que hoy, globalmente, los derechos de la mujer se están defendiendo mucho. Existe un despertar al respecto, pero en el Paraguay sigue pendiente una ley de protección integral hacia la mujer. No es mi primera vez en el país, y estoy adentrada en la realidad que enfrentan las mujeres en el Paraguay, así como en toda América Latina. Aunque los motivos del maltrato y la protección que ellas reciben cambian de un país a otro, existen coyunturas similares que deben ser analizadas para planificar leyes en defensa de la mujer. Siempre intento dar con quienes soportan esa situación; mi intención con este libro es ayudarlas a que puedan salir adelante.

Para conocerte un poco más, ¿cómo te embarcaste en la redacción?

Siempre me ha gustado mucho; ya en la escuela el francés era la asignatura que más disfrutaba y, con los años, me identifiqué también con otros idiomas. Estudié Literatura inglesa, holandesa y alemana, y también Periodismo, por lo cual escribía permanentemente; más por placer que por la intención de publicarlos. Un día me inscribí en un concurso de poesía; una editorial reparó en mis líneas y así se inició mi vida de escritora. Comencé muy joven, pero publiqué mi primer libro recién en 1997, en Francia. A partir de entonces, me volqué de lleno a la tinta.

¿Con cuántos materiales publicados contás a la fecha?

Actualmente, tengo 13 libros en el mercado literario (Francia, Bélgica y España), en su mayoría redactados en francés e inglés, aunque desde hace dos años lo hago también en español. Algunos son los poemarios Il ne s’agit peut-être pas de lui (1998), Para no dormir (2002), L’oubli retrouvé (2003), Le Rejet (2005) y Les subterfuges du vent (2007). También cuento con relatos como L’amer qui tue (2000), Gospel blanc (2004), y novelas como Les Survivants de Sallimoc (2010). Mis dos últimos libros son los poemarios Estropeada (2013) y el de teatro Las circunstancias atenuantes (mi segunda obra en español).

¿En qué ámbito de la literatura te enfocás?

Ya escribí un poco de todo; algunas novelas, también poesías, así como guiones de teatro y ensayos.

¿Otros en proyecto?

Están en proceso un poemario en inglés y una novela en francés. Además, trabajo en un volumen de fotos y textos sobre las Ruinas de las Misiones Jesuíticas en el Paraguay, razón por la cual también me encuentro temporalmente en el país; en procura de una editorial interesada en publicarlo.

Comprometida con miles de mujeres de todo el mundo, subyugadas, vejadas y heridas, la novelista persigue reflotar la dignidad y el amor propio de quienes no han perdido las esperanzas.

#PorEllas

Conforme con datos estadísticos de alcance nacional, proveídos por el Ministerio de la Mujer, una mujer muere cada 10 días a manos de su pareja o expareja, mientras que otras son incesantemente maltratadas. Durante el periodo comprendido entre enero y setiembre pasados, la referida institución atendió más de 1000 casos de denuncias. En observancia a esta problemática, que afecta cada vez a más paraguayas, días atrás, la Cámara de Diputados aprobó en general el proyecto de ley de protección integral a las mujeres contra toda forma de violencia, también denominado #PorEllas. No obstante, y a pesar de la urgencia de reglamentar una solución tajante al infortunio de miles de compatriotas, el documento recién será abordado artículo por artículo tras el receso parlamentario, en marzo de 2016.

Pascale Lora Schyns

Se especializó en Filología y Literatura antes de estudiar Dirección Teatral en Francia e Italia. Periodista y traductora, integra la Asociación Real de los Escritores Belgas. Visitó el país para lanzar su último libro: Las circunstancias atenuantes.

nadia.cano@abc.com.py

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD