Cambios apropiados

Hipertensión, colesterol alto, adicción al tabaco, obesidad y sedentarismo son los malos caminos que conducen a un infarto.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/MC7QJMLIRBHLXBQFW4A6TXNVSY.jpg

Cuando le consultamos al doctor Bernardo Bernard si el infarto duele, refiere que “el dolor es un lujo, tal como decía René Favaloro (reconocido cardiocirujano argentino). El dolor siempre indica algo y es un dato a tener en cuenta cuando el paciente viene a urgencias. Sin embargo, un diabético puede no tener dolor, pero hay otros síntomas: sudoración fría, presión baja con falla de bomba cardíaca, y el hipertenso siente que le baja la presión”.

Uno de los puntos a considerar es “la mala alimentación, el paciente con cardiopatía hará un cambio en el estilo de vida, horarios laborales, corregir el sedentarismo y actitudes viciosas que transitan hacia el alcohol y el cigarrillo”.

Atención con las personas diabéticas que sufren hipertensión, con muy pocos síntomas, que incluso desconocen su patología y no se tratan.

PUBLICIDAD

“El problema en nuestro país es la educación sanitaria que parte en la niñez, desde la familia”, insiste. Con la adopción de medidas es muy probable que el corazón sufra menos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD